Asociaciones de vecinos denuncian que bicicletas, motos y patinetes invaden las aceras

Si no son los manteros, son las bicis, los patinetes, las terrazas, las motos y los carteles. Tanto obstáculo está dejando una Barcelona 'okupada' que lleva a los peatones por la calle de la amargura. En Madrid pasa lo mismo. Los caminos se estrechan incívicamente y uno no puede ni sentarse en un banco. Por una calle de Sevilla, más que andar hay que zigzaguear. Ante tal falta de espacio y respeto, los peatones exigen calles libres.-Redacción-