Artur Mas ve una venganza en el fallo del Tribunal de Cuentas

Después de conocer que el Tribunal de Cuentas obliga a Artur Mas y a nueve exmiembos de su Govern, a abonar a la Generalitat 4,9 millones de euros por la organización del proceso participativo del 9N, el expresidente de la Generalitat lo ha considerado como una venganza.