Alejandro Soler, ante el juez por la venta de suelo en Elche

EP

valencia. El exalcalde de Elche y exdirector general de SEPES, Alejandro Soler, defendió ayer que la actuación de su equipo de Gobierno en la venta de suelo para la construcción de un hospital privado, fue «correcta» y que, además, «el precio al que se vendió estaba por encima de las tasaciones». Soler compareció ante el juzgado que le investiga un supuesto delito de malversación y prevaricación, tras una querella del PP de Elche.

Tachó la querella de «burda maniobra» del PP que, a su juicio, «carece de ningún fundamento desde el punto de vista jurídico» y que «pone en cuestión una buena gestión política».

El excalde negó que el terreno se hubiera vendido barato «a través de un informe del secretario del Ayuntamiento y de Pimesa , toda la actuación fue correcta». Añadió que la tasación del Ayuntamiento era de 168 euros/m2, que Pimesa lo valoró en 166 euros y que se terminó vendiendo a 200 euros.

El exalcalde ha sostenido que Pimesa actuó de manera «ejemplar» como «en sus 30 años de historia». «Creo que la implantación del hospital fue una muy buena decisión», ha argumentado. Acusó al PP de intentar «desgastar al PSOE» después de su «lodazal de procedimientos y corrupción» y de intentar hacerlo cuando Soler era director de SEPES.

«Este procedimiento se va archivar y debe llenar de vergüenza a los responsables del PP que lo han hecho», resaltó, antes de reclamar que pidan perdón.

Alejandro Soler es número 3 del PSOE al Congreso por Alicante y ha considerado que este procedimiento no debe interferir en la campaña. Ha asegurado que dio explicaciones a su partido cuando se planteó la querella.