Grimalt pide desterrar los rifirrafes del pasado y sumar esfuerzos para mejorar la ciudad

Grimalt pide desterrar los rifirrafes del pasado y sumar esfuerzos para mejorar la ciudad

El socialista Vicent Grimalt ha sido investido por segunda vez alcalde del municipio

R. GONZÁLEZDÉNIA

El socialista Vicent Grimalt repite como alcalde de Dénia, pero esta vez tras haber logrado una mayoría absoluta histórica en la ciudad. Su candidatura no solo obtuvo los doce votos del PSPV, sino que también fue respaldada por los tres ediles de Compromís, exsocios de gobierno y ahora en la oposición. El resto de formaciones votaron a su líder excepto Ciudadanos, que se decantó por la abstención. Grimalt en su discurso de investidura abogó por «desterrar de forma definitiva» en esta nueva Corporación los rifirrafes del pasado y remar juntos para conseguir la mejor ciudad.

El primer edil insistió en la necesidad de crear un puente y aunar esfuerzos para sacar adelante, desde la unión y el consenso, temas vitales. Entre ellos señaló la reivindicación del tren de vía ancha, la participación en la gestión del puerto, las políticas de bienestar social y ocupación y la creación de un campus universitario.

A la hora de tomar posesión de su acta, los representantes del PSPV, Compromís y Ciudadanos prometieron el cargo, y alguno añadió la coletilla de «por imperativo legal». PP y Gent de Dénia optaron por el juramento. La popular María Mut destacó que desde la oposición fiscalizarán el trabajo del ejecutivo desde «la responsabilidad» y le dijo a Grimalt que estarán a su lado siempre que consensúe acciones con los vecinos y presente acciones coherentes y necesarias. Por su parte, la líder de Cs hizo su discurso primero en castellano y luego en valenciano.