Un agente de la Udef ratifica el informe que incrimina a Camps por la Fórmula 1

A. RALLO

valencia. La investigación sobre la negociación de la Fórmula 1 y la organización de la prueba en Valencia ya sólo pivota alrededor de la actuación de Francisco Camps tras el archivo de las actuaciones contra el expiloto Aspar y la exconsellera Lola Johnson. Anticorrupción pidió el procesamiento del expresidente, pero la juez decidió aguardar al resultado de varias diligencias antes de resolver. Una de esas cuestiones pendientes era la declaración de uno de los agentes de la UDEF que ha participado en la elaboración de los informes policiales que incriminan al exjefe del Palau.

El policía se ratificó en las conclusiones de los informes. El letrado de Camps trató de cuestionar la forma en la que se elaboró esa pericial y plantó sus dudas de que la investigación estuviera dirigida a obtener la implicación del expresidente. La Fiscalía ha concentrado todos sus esfuerzos en el procesamiento de Camps. Sostiene que el presidente de la Generalitat negoció con Bernie Ecclestone sin ser un órgano de contratación.

El exjefe del Palau quería que el evento se celebrara en Valencia «por el beneficio electoral que le generaría en las elecciones autonómicas de 2007». Las carreras se presentaron diez días antes de los comicios. Además, Camps, siempre según el fiscal, también negoció las condiciones económicas para la empresa Valmor, un asunto que excede de sus competencias. El compromiso asumido por el expresidente era el de que las carreras de F-1 no supusieran pérdidas a los organizadores.

El fiscal apoya sus tesis en una sentencia de la Audiencia de Palma que condena al expresidente Jaume Matas por negociar un proyecto con el arquitecto valenciano Santiago Calatrava sin tener esa capacidad para contratar. El ministerio público pretende acusarle de los delitos de malversación y prevaricación.

Fotos

Vídeos