Se acerca el verano y con él vuelven los contratos precarios

El paro en España sigue descendiendo, pero el empleo que se genera ya no tiene la misma calidad que hace años. La mayoría de puestos de trabajo se concentran en el sector terciario y especialmente el turismo. Llega el verano y vuelven los contratos precarios, sin horario concreto y con exceso de horas extras que no se pagan. Es el caso por ejemplo de Lloret de Mar, que siendo la ciudad con más visitantes de la Costa Brava tiene la renta per cápita más baja. Contratos irregulares, horarios que no se cumplen y pagas en negro forman parte del negocio, sobre todo en la hostelería. Muchos lo acaban aceptando por supervivencia. -Redacción-