La abogacía del Ayuntamiento valida que el PSPV no pague la plusvalía por vender su sede

Fachada de la antigua sede del PSPV que pasará a convertirse en un hotel. / damian torres
Fachada de la antigua sede del PSPV que pasará a convertirse en un hotel. / damian torres

Los populares insisten en que la solicitud está llena de irregularidades tanto en la petición como en los requisitos exigidos al partido

HÉCTOR ESTEBAN

valencia. La Asesoría Jurídica Municipal del Ayuntamiento de Valencia ha emitido un informe con fecha 6 de mayo que valida que el PSPV no haya tenido que pagar la correspondiente plusvalía tras la venta de la antigua sede socialista de la calle Blanquerías al grupo Comatel para la construcción de un hotel. El área jurídica del Consistorio asume de esta manera el acuerdo de la Junta de Gobierno del pasado 18 de abril en el que se concluía que el Partido Socialista «cumple con los requisitos legales para la aplicación del beneficio fiscal consistente en la exención del impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana».

El Partido Popular, que presentó el pasado mes de febrero una denuncia contra el concejal Ramón Vilar y contra el secretario del Ayuntamiento, Pedro García Rabasa, mantiene que el proceso que siguieron los socialistas valencianos para lograr la exención del pago de la plusvalía de la venta de la sede está plagado de irregularidades. La operación entre el PSPV y la empresa del juego y hotelera Comatel se cerró en torno a los 5,8 millones de euros.

Una de ellas, según consta en los escritos presentados, se ciñe a la legalidad del proceso seguido por el PSPV para solicitar no tener que pagar el impuesto. El PP apunta que los socialistas acudieron directamente al Servicio de Inspección de Tributos y Rentas del Ayuntamiento para pedir no abonar la plusvalía. «Una solicitud efectuada sin registro de entrada, sin exposición de motivos ni fundamentos jurídicos», señalan los populares. Un acción que en cambio valida la Junta de Gobierno y ratifica la asesoría jurídica en su informe, que considera que se solicitó el beneficio fiscal y que este fue tramitado «conforme establece la normativa tributaria».

El informe de la Asesoría Jurídica Municipal ratifica el de la Junta de Gobierno

El PP, en cambio, considera que no se siguieron los pasos establecidos porque el PSPV se dirigió a la Inspección directamente cuando antes tenía que haber pasado por la ventanilla de gestión de tributos. Además, según defienden, en la relación entre la administración y la persona jurídica, como en este caso es el PSPV, se requiere de una presentación electrónica para la petición de la exención del pago de la plusvalía que en este caso no se ha producido. Como ha pasado en otras ocasiones, a quien no sigue el procedimiento establecido no se le tramita la petición.

Los populares también dudan de la legalidad de la exención de la plusvalía, y por eso presentaron la denuncia en el juzgado el pasado mes de febrero, y aseguran que se debe garantizar que los terrenos de Blanquerías cumplen con los requisitos establecidos para que el PSPV no pague el impuesto.

El informe de los servicios jurídicos entiende que cumple los requisitos «a lo cual no puede oponerse que en el año 2012 se les denegó la exención del IBI tanto al Partido Comunista como al Partido Socialista en dos resoluciones diferentes, pues como decimos en dicho año el criterio interpretativo era que no correspondía reconocer la exención del IBI, y el requisito legal no es tener reconocida la exención, sino cumplir los requisitos establecidos para la aplicación de la exención».

Los socialistas valencianos cerraron una buena operación con la empresa Comatel para vender su sede por casi seis millones de euros. En breve se abrirá un hotel de la cadena, que ya ha rehabilitado el antiguo Café Madrid y prevé abrir otro establecimiento en el edificio que hay en la plaza de Manises, entre el Palau de la Generalitat y la sede de la Diputación de Valencia.