Ábalos subraya la debilidad del PP para liderar la derecha ante el auge de Vox

Ábalos, ayer, junto a la candidata del PSPV a la alcaldía de Valencia, Sandra Gómez. / DAMIÁN TORReS
Ábalos, ayer, junto a la candidata del PSPV a la alcaldía de Valencia, Sandra Gómez. / DAMIÁN TORReS

El candidato socialista carga contra los populares y lamenta que Cs se haya desgastado hasta «parecer que lo nuevo es el PSOE»

BURGUERA VALENCIA.

José Luis Ábalos protagonizó ayer el desayuno informativo 'Tribuna Mediterránea' organizado por Nueva Economía Fórum en el Hotel Las Arenas. Ministro, candidato y número dos del PSOE, Ábalos exhibió versatilidad trifásica y defendió su gestión en Fomento, ensalzó el socialismo y repartió estopa en todas las direcciones posibles, especialmente hacia la derecha. Del ámbito autonómico, apenas una mención, un par de frases, al final, para señalar que el socialista Ximo Puig, presidente de la Generalitat, anticipó lo que luego ha sido el Gobierno de Sánchez, siempre en tono positivo, obviamente.

El cabeza de cartel socialista al Congreso por Valencia lamentó que los intentos de «transversalidad» de «los nuevos» (partidos), donde se podría incluir tanto a Podemos como a Ciudadanos, han naufragado. Para Ábalos, el PSOE es la oferta más transversal y nueva, ya que, en el caso de Cs, Ábalos lamentó su desgaste. El ministro presumió del perfil bajo de la campaña de su partido, con «sosiego» y sin «entrar en provocaciones», de modo que el PSOE «parece ahora lo nuevo, mientras que algunos se han desgastado», o incluso desviado, «como cuando uno venía ser el centro y se ha autoexcluido de gobernar con nosotros, Ciudadanos, que nos ha vetado expresamente».

La parte más dura del discurso de Ábalos fue para el candidato del PP, Pablo Casado, a quien le reprochó los ataques a Sánchez («preferir» las «manos manchadas de sangre» de los terroristas «a las pintadas de blanco» de los que se enfrentaban a ETA), un comentario que consideró «muy miserable en lo político y en lo moral», y le instó a que se busque un 'hooligan' en el PP para no ser él mismo quien ejerza ese papel. En este sentido, aseguró que «en la derecha están haciendo sus particulares primarias» entre PP, Vox y Ciudadanos, lo que explicaría la exigencia de Casado de un cara a cara con Sánchez.

«Casado necesita que se visualice que es la alternativa a Sánchez», afirma el dirigente del PSOEXimo Puig considera necesaria la colaboración público-privada en dependencia

«Casado está muy interesado en un cara a cara. Necesita que se visualice que es la alternativa a Sánchez, porque eso está cuestionado al disputarse el liderazgo tres partidos, una posición de debilidad. No está claro que el PP lidere ese bloque. Es Vox el que está marcando la agenda», indicó Ábalos, quien redondeó su diatriba contra el PP: «Cuando un partido sufre un trauma tras perder el Gobierno, la tendencia es al esencialismo, y para remontarse a los orígenes de la derecha española ya está Vox, y de ahí su éxito».

Puig, con las residencias

El presidente Puig aseguró ayer que la colaboración público-privada es «absolutamente necesaria» en el sector de atención a la dependencia y, en concreto, en el ámbito de las residencias para personas mayores y con discapacidad. Así lo aseguró en la clausura de la asamblea general de la Asociación Empresarial de Residencias de la Comunitat Valenciana (AERTE), en la sede de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV).