Ábalos descarta que el Open Arms llegue a Valencia como ha propuesto Ribó

El Open Arms atracado en Motril en una imagen de archivo. / REUTERS/Juan Medina/File Photo
El Open Arms atracado en Motril en una imagen de archivo. / REUTERS/Juan Medina/File Photo

La Generalitat ofreció su respaldo a cualquier puerto de la Comunitat que estuviera dispuesto a acoger a la embarcación

A. G.VALENCIA.

El ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, descartó ayer una posible llegada del barco Open Arms al puerto de Valencia, tal y como propone el alcalde Joan Ribó. El responsable gubernamental fue muy claro al expresar la postura del Ejecutivo. «No se puede transmitir que solo España es un puerto seguro», insistió. El dirigente socialista recordó que no es la primera vez que España y, en concreto Valencia, ejerce esta labor de acogida. «Es importante que Europa también asuma su responsabilidad» en este tipo de asuntos. El diputado lamentó la realidad que se vive el Mediterráneo, pero insistió en que la asistencia a los refugiados no se puede reducir a una labor voluntarista.

La embarcación de la ONG española navega desde hace cuatro días con 121 inmigrantes rescatados a la espera de que se les ofrezca un puerto seguro. Joan Ribó ofreció Valencia como punto de atraque.

La posición del Gobierno ahora es distinta a la adoptada hace más de un año cuando se autorizó la entrada del Aquarius con 630 inmigrantes. Pedro Sánchez llegó a afirmar que «haber salvado la vida de 630 personas hace que valga la pena dedicarse a la política».

Puig recordó que la responsabilidad de acoger al barco es del ejecutivo italiano

La Generalitat Valenciana había respaldado la propuesta del alcalde de Valencia, Joan Ribó, de ofrecer el puerto para acoger a esta embarcación. Ayer la vicepresidenta Mónica Oltra afirmó en Alicante que desde el ejecutivo autonómico se apoyaría a cualquier ciudad de la Comunitat que se ofreciera a recibir el barco. En cualquier caso, recordó que es el ejecutivo central quien tiene las competencias para autorizar el atraque.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, se manifestó ayer partidario de que fuera el gobierno italiano quien se hiciera cargo de la embarcación. «No se puede estar permanentemente desviando la responsabilidad sobre otros, esta es la cuestión de fondo», afirmó.

Desde el grupo municipal de Vox en el Ayuntamiento de Valencia se criticó la «imprudencia e irresponsabilidad» del alcalde de la ciudad, Joan Ribó, por ofrecer el puerto y advirtió que «colaborar con las mafias no es la solución y la llegada masiva de inmigrantes ilegales, lejos de solucionar el problema, genera otros en los países receptores».