El Consell frena la ley de Compromís para que las salas de conciertos acepten menores

Diputados de Compromís, impulsores de la iniciativa rectificada por el Consell. :: TXEMA RODRÍGUEZ/
Diputados de Compromís, impulsores de la iniciativa rectificada por el Consell. :: TXEMA RODRÍGUEZ

El Ejecutivo dice apoyar la proposición pero insta a que se revise porque «puede crear situaciones de riesgo» y generar problemas de ruidos

BURGUERA VALENCIA.

Después de varios meses con el capítulo del 'sí pero no' paralizado, de nuevo se produce una de esas extrañas situaciones propias de la actual legislatura en las que el Consell da el visto bueno a una propuesta gestada por los partidos que lo sustentan (PSPV, Compromís y Podemos), pero la letra pequeña del texto del Ejecutivo cuestiona seriamente la iniciativa. Esta vez le ha tocado el turno a la intención de Compromís de modificar la normativa autonómica -vigente desde 2010- sobre espectáculos públicos en lo relativo al acceso de menores de 18 años a locales cerrados con música en directo. En mayo del año pasado se aprobó en Les Corts (votos a favor del PSPV, Compromís y Podemos, con la abstención del PP y Ciudadanos) y el pasado 17 de febrero recibió el 'criterio favorable' del Ejecutivo valenciano. Un apoyo de aquella manera, ya que el Consell insta a que la iniciativa se modifique en varios aspectos relevantes.

El Gobierno valenciano asegura en su conformidad que comparte «plenamente los objetivos de consolidar y extender la oferta cultural en la Comunitat». No obstante, reclama que el texto aprobado en Les Corts «sea objeto de una reflexión y debate profundo con el fin de introducir las necesarias mejoras». Y a partir de ahí empieza a enumerar algunos problemas.

«Sería aconsejable definir con precisión los nuevos conceptos que se propone introducir y evitar que la nueva regulación» permita «posibles situaciones de competencia desleal» o «deje sin resolver conflictos entre los asistentes a actividades culturales y los derechos de terceras personas que puedan resultar afectados por los efectos indeseables de éstas, en particular la contaminación acústica».

Igualmente, desde el Ejecutivo se advierte sobre la modificación propuesta para la entrada de menores de 16 años en salas de conciertos y espectáculos de música en directo que «la regulación que se propone, tal y como está redactada, supondría la total eliminación de cualquier límite de edad para acceder a establecimientos como salas de fiesta, discotecas y pubs, donde se desarrollan espectáculos de música en directo, lo que parece que puede crear situaciones de riesgo físico para los niños y niñas, que merecen una atención específica».

De este modo, el sí del Consell a la modificación de la normativa que propone Compromís implica también un evidente condicionante: modificar el texto porque la autorización de la entrada de los menores de 16 años en salas de conciertos es incompatible con su protección. Era este elemento una de las novedades más destacadas por los nacionalistas cuando sacaron adelante la iniciativa hace nueve meses, por lo que el toque de atención del Consell supone un freno a los objetivos que Compromís se había fijado con esta modificación de la normativa de espectáculos públicos.

No es la primera vez que el Ejecutivo rebaja las expectativas de los partidos que lo apoyan en Les Corts. Hace un año, el Gobierno valenciano también emitió un criterio favorable a la reforma que proponía Podemos de la Sindicatura de Comptes; sin embargo, en el análisis que realizaba el Consell se cuestionaba la iniciativa desde el principio hasta el final, para enfado de los podemistas, que aún están acondicionando aquella propuesta.