El aval al despido colectivo de RTVV llega 1.155 días después del apagón

El aval al despido colectivo de RTVV llega 1.155 días después del apagón

En estos treinta y ocho meses, se han desarrollado los trabajos de liquidación de la cadena y del ente que la precedió, y se han puesto las bases para que la Comunitat Valenciana cuente con un nuevo servicio público de radiotelevisión

EFE VALENCIA

El aval de la Audiencia Nacional al despido colectivo de Radiotelevisión Valenciana (RTVV), que extinguió la totalidad de una plantilla formada por 1.630 trabajadores, llega 1.155 días después del fundido a negro de la cadena pública autonómica.

MÁS INFORMACIÓN

En estos treinta y ocho meses, se han desarrollado los trabajos de liquidación de la cadena y del ente que la precedió, y se han puesto las bases para que la Comunitat Valenciana cuente con un nuevo servicio público de radiotelevisión, que desarrollará la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación.

La sentencia de la Audiencia Nacional, contra la que cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo, ha venido motivada por la demanda colectiva que presentó en abril de 2014 CGT, el único de los seis sindicatos del comité de empresa que votó en contra de ese ERE.

En su demanda, CGT pedía la nulidad de la extinción de los contratos, la readmisión de los empleados y el abono de salarios de tramitación, a partir de criterios como la inconstitucionalidad de la ley que avaló el cierre del ente público, que la Audiencia Nacional ha rechazado hoy.

El juicio se celebró el pasado 11 de enero, después de que el pasado julio se aplazara la vista fijada inicialmente, a la espera de que el Tribunal Constitucional se pronunciara sobre el recurso que el PSOE presentó contra la ley de noviembre de 2013 que permitió el cierre de RTVV.

El Constitucional desestimó hace cuatro meses el recurso del grupo socialista por pérdida sobrevenida del objeto del recurso, dado que posteriormente se aprobó en Les Corts Valencianes una nueva ley para el restablecimiento del servicio público de radiodifusión, lo que permitió reactivar el proceso de la Audiencia Nacional.

A este proceso se acabaron sumando finalmente los otros cinco sindicatos que formaron parte del comité de empresa (UGT, CSIF, CCOO, Intersindical y USO), así como a la ampliación por sucesión de empresas contra la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación, sucesión que también ha rechazado la Audiencia Nacional.

Los trabajadores pasaron la misma madrugada del cierre a situación de permiso retribuido, y así permanecieron hasta mayo de 2014, cuando recibieron los burofaxes de despido tras el acuerdo alcanzado entre la empresa y cinco de los seis sindicatos del comité de empresa para el ERE de extinción.

Los últimos trabajadores salieron el 30 junio de 2015 el edificio central de RTVV en Burjassot (Valencia), donde todavía colgaba entonces la pancarta con el lema "RTVV no se cierra", mientras que se han seguido celebrando concentraciones ante la sede del Ejecutivo valenciano para reclamar la reapertura del servicio público.

Los siete trabajadores encargados del mantenimiento del TDT autonómico fueron subrogados por el ente público Entidad de Infraestructuras de la Generalitat (EIGE), y el personal encargado del archivo de RTVV fue subrogado en su momento por el Ente Público Culturarts de la Generalitat.

Respecto a los litigios de los extrabajadores, ya hay 164 expedientes con sentencia de 2014 y 2015, y quedan 207 pendientes de juicio, con juicios laborales fijados hasta febrero de 2018.

Los liquidadores de RTVV señalaron en su último informe remitido a Les Corts que la conclusión del proceso liquidador estaría "más cerca" tras la resolución del "trascendente" recurso sobre el ERE de extinción.

Les Corts Valencianes aprobaron hace trece meses la ley que derogó el cierre de RTVV, y en julio alumbraron sin ningún voto en contra (el PP se abstuvo) la ley de servicio público para la puesta en marcha de la nueva cadena