El PP pide a Oltra que se pronuncie sobre el alcalde de Compromís multado

A la izquierda, el vehículo con el que Jordi Juan fue sancionado, durante la presentación en 2014. :: lp/
A la izquierda, el vehículo con el que Jordi Juan fue sancionado, durante la presentación en 2014. :: lp

El primer edil de Tavernes de la Valldigna fue sancionado por exceso de velocidad con el coche oficial a la vuelta de un viaje institucional

LUCÍA GÓMEZ VALENCIA.

La portavoz en Tavernes de la Valldigna del Partido Popilar, Eva Palomares, pidió ayer a la vicepresidenta del Consell y líder de Compromís, Mónica Oltra, que dé más explicaciones en relación a las últimas actuaciones del alcalde de la localidad, Jordi Juan i Huguet.

Las primeras informaciones sobre el edil de Compromís, que en 2015 fue reelegido con mayoría absoluta, fueron recogidas por este periódico en la edición de la comarca de la Safor. La Policía multó a Jordi Juan a prinicipios de julio por exceso de velocidad con el coche oficial mientras volvía de un viaje institucional en Atapuerca. Ayer, el alcalde volvía a estar de actualidad después de que el PP vallero criticara sus «actuaciones poco éticas».

Eva Palomares consideró «insuficientes» las explicaciones que dio en su día el político acerca de su visita a Atapuerca, sobre todo después de que, según los populares, Jordi Juan presentara el documento de identidad del concejal de Hacienda, Perfecto Benavent, en el momento de pagar la multa, algo que la portavoz tachó de «suplantación». Asimismo, reprochó que la sanción de 100 euros, que se redujo a 50 al pagarla dentro del plazo establecido, se liquidara sólo después de que los populares denunciaran los hechos.

Palomares también denunció que se abonara con dinero del Ayuntamiento. A estos hechos hay que sumarle que se encontraran facturas de un hotel con tres habitaciones para seis personas durante cuatro días. Los reproches de la popular se dirigieron a la «doble vara de medir» de Compromís, por lo que pidió a Mónica Oltra, coportavoz de la coalición, que explicara si ve «ético y estético» las actuaciones del edil de Tavernes, que tildó de «postureo».

En contra de estas afirmaciones, el propio Jordi Juan defendió su postura y la de su partido y acusó a la oposición de «ignorar» los procedimientos administrativos del consistorio, ya que según explicó a LAS PROVINCIAS, el concejal en cuestión tiene la «competencia de efectuar el pago», pero no significa que él se responsabilice de la sanción, ya que al tratarse de una multa de 100 euros donde no había puntos en juego, «en ningún momento le interesa a Tráfico saber quién es el conductor». Esas declaraciones no fueron las únicas que el alcalde desmintió. El edil también negó que la transferencia se realizara después de que el PP hiciera público el asunto.

Respecto a los cargos que se registraron por las tres habitaciones de hotel reservadas durante la visita oficial, el alcalde aseguró que la factura no la costeó el Ayuntamiento. Además, remarcó que los populares lo sabían, porque el recibo «está rechazado». Jordi Juan asegura que los días que recoge la factura «no son ciertos y especifica un concepto que no debería». El responsable de Tavernes se mostró firme y subrayó que debido a la polémica suscitada, «hemos pagado la factura de nuestro bolsillo, al contrario que el PP, que nunca asume nada». «Sólo dicen medias verdades para ocultar lo que han hecho», concluyó.