La mujer de Morera rectifica ante el juez y pide perdón a Salom por insultos homófobos

Luis Salom, a su salida del juzgado tras declarar en el caso del blanqueo. :: efe/
Luis Salom, a su salida del juzgado tras declarar en el caso del blanqueo. :: efe

Tona Català acepta retractarse ante el riesgo de una querella del asesor municipal del PP por descalificarle en las redes sociales

A. RALLO VALENCIA.

Tona Català es la mujer del presidente de Les Corts, Enric Morera. Hace unos meses demostró una indudable falta de respeto al dirigirse en estos términos a Luis Salom, asesor del Partido Popular: «Puto fatxa, maricón d'Espanya, adoptat per uns güelos de l'Opus». Colgó semejante mensaje en su muro de Facebook tras conocer que el cargo popular se encontraba investigado en la trama de blanqueo de 50.000 euros en el Ayuntamiento de Valencia. No tuvo ningún reparo en admitir que sus comentarios podrían ofender a los homosexuales. «Entenc que la gent s'espante perque fas comentaris homòfobs o no sé quines hòsties. Pero si foreu de la meua corda...» Terminó su post con una coletilla amenazante: «A per ells, hòstia»

Como sucede en tantas ocasiones, la impulsividad y la valentía decrecen cuando te llevan delante de un juez. Tona Català no fue una excepción a esta regla. No le quedó otra que, a través de su abogado, pedir perdón a Luis Salom, una de las personas que, según ella, más daño ha causado a su familia.

La disculpa no se limitará a la sala de Primera Instancia número 7 de Valencia. Deberá ser pública, tal y como se comprometió Català. Durante un mes mantendrá en sus redes sociales un mensaje de arrepentimiento. Por último, además, pidió que envíe una carta de rectificación a todos los medios de comunicación que se hicieron eco en su día del contenido de su muro de Facebook. Si la publicación tiene algún coste, deberá asumirlo de su bolsillo.

Llegó el momento de discutir la indemnización y ahí Català ya frenó. Aseguró que no tenía dinero para hacer frente a los 20.000 euros que el asesor del PP le reclama por daños morales. Le ofrecieron rebajar la cifra y pactar un plan de pagos mensual , que también rechazó por la falta de recursos. Ahora, el abogado de Salom, Carlos Mestre, seguirá adelante para reclamar esa cantidad. Quizá por la vía civil.

Catalá, periodista de profesión, es una conocida activista nacionalista desde hace años, una trayectoria en la que ha acompañado a su marido, Enric Morera, coportavoz de Compromís desde los inicios de la coalición, hace casi diez años, y que actualmente cuenta con un portavoz en Les Corts, Fran Ferri, con un perfil muy reivindicativo en todo lo relacionado con los derechos de colectivos homosexuales.

El deseo de dar visibilidad a las opciones sexuales más diversas quedó simbolizado durante las elecciones europeas de 2014, cuando Compromís divulgó un simbólico beso entre Mónica Oltra, la líder de la coalición, y su compañera y diputada Mireia Mollà.

Salom, por su parte, tampoco rehúye la polémica. Sus comentarios, fundamentalmente a través de la red social Twitter, le han situado como protagonista de numerosos enfrentamientos a través de plataformas digitales. Ha mantenido acaloradas disputas con concejales del Ayuntamiento de Valencia y también con periodistas. Uno de sus mensajes más controvertido se produjo tras la victoria electoral del PSOE en Andalucía al enviar un mensaje a través de esta plataforma ironizando con el aumento del consumo de cocaína esa noche debido a las celebraciones.

Fotos

Vídeos