Oltra defiende sus «medidas rapidísimas» y las de Puig

Hasta que no haya un pronunciamiento judicial más concreto mantendrán la suspensión a los imputados por la UCO

E. P. VALENCIA.

La vicepresidenta del Consell, Mònica Oltra, defendió las «medidas rapidísimas» adoptadas «desde el minuto cero» por las direcciones de PSPV y Compromís para que sus consejeros de Imelsa en el anterior mandato, llamados a declarar como investigados por la UCO, queden «apartados» de «todos sus cargos orgánicos y responsabilidades públicas».

«De momento, hasta que no haya pronunciamiento judicial, es una medida cautelar», dijo Oltra, que agregó que «hasta que no haya pronunciamiento judicial más concreto esas medidas no se convertirán en definitivas».

Oltra dijo que se trata de actuaciones que con rapidez anunciaron tanto ella como el presidente Puig. En este sentido afirmó que esas medidas adoptadas también «marcan diferencia» en la forma de «actuar en un caso u otro», en alusión a decisiones del PP en casos como éste.

Preguntada por la actuación de asesores y por si será necesario revisar lo que hacen a partir de las investigaciones del caso Imelsa, Oltra afirmó que «tener que revisar lo que hacen los asesores no hace falta» porque «trabajamos con ellos todos los días».

La vicepresidenta apuntó que los asesores «ahora están tasados», que se sabe «quién son» y una cuestión que «está publicada en la web de transparencia» donde se puede ver «el horario que hacen, lo que hacen y el currículum». «Cualquier ciudadano lo puede revisar», dijo. Y preguntada por si le consta que algún destacado miembro del actual Consell podría haber cobrado como asesor sin acudir a su trabajo, Oltra dijo que no tiene conocimiento de eso. «No tengo yo conocimiento de eso», respondió.