La diputada de EU pidió el viernes ser parte de la causa

La diputada de Esquerra Unida en la Diputación de Valencia Rosa Pérez Garijo pidió personarse en la causa que instruye el Juzgado de instrucción número 18 de Valencia el pasado viernes, según un escrito que trasladó a la Ciudad de la Justicia, en calidad de denunciante y letrada, una reclamación de personación en el procedimiento basado en que el origen de la causa es la denuncia que presentó en julio de 2014 ante la Fiscalía Anticorrupción en su condición de diputada y consejera de Imelsa, cargos que mantiene.

La diputada provincial, que es abogada de profesión, asumirá ella misma la dirección letrada, tras haber obtenido la habilitación del Colegio de Abogados de Valencia, en el que está colegiada pero no ejercía dada su condición de diputada provincial con dedicación exclusiva, según expone en su escrito. Pérez justificó su petición de ser parte de la causa en que tenía la intención de «rematar» la faena que inició en 2011, cuando fue nombrada diputada provincial, y «la vía adecuada» ahora es la personación en el procedimiento, que actualmente está bajo secreto de sumario y cuenta con 80 imputados entre empresarios, cargos públicos y asesores del Partido Popular. Pérez Garijo aseguró el pasado viernes que tiene intención de ejercer en el procedimiento «un papel activo y beligerante, con el objetivo de devolver definitivamente la dignidad a las instituciones valencianas, que ha sido literalmente robada por el Partido Popular». Desde ayer, está imputada.