El PSOE propone que los cargos y empleados públicos no puedan recibir regalos

Propone prohibir el nombramiento e imponer el cese de altos cargos en administraciones públicas de personas imputadas o procesadas una vez abierto juicio oral por algún delito contra instituciones u organismos públicos

EFEmadrid

El PSOE ha propuesto la prohibición de que "cualquier responsable político o empleado público" acepte regalos, salvo los de carácter protocolario, que pasarán a ser propiedad de la administración y que se inscribirán en un registro público.

Esta medida está incluida en el borrador del programa electoral aprobado hoy por la Ejecutiva Federal del PSOE y que ha sido distribuido esta tarde.

La prohibición de recibir regalos por parte de los cargos públicos se recoge en el apartado de propuestas sobre el estatuto y las condiciones del ejercicio de la política.

En materia de lucha contra la corrupción, el PSOE plantea prohibir el nombramiento e imponer la obligación de cese de altos cargos en todas las administraciones públicas de personas imputadas o procesadas una vez abierto juicio oral por algún delito contra instituciones u organismos públicos.

También plantean suspender a concejales y parlamentarios que estén en la misma situación procesal por los mismos delitos.

Los socialistas se comprometen además a prohibir "la contratación con empresas que hagan operaciones financieras en países o territorios considerados legalmente como paraísos fiscales".

En materia económica, el PSOE defiende modificar la regulación del subsidio de desempleo para que los parados mayores de 52 años mantengan la ayuda hasta que encuentren un trabajo o accedan a la pensión de jubilación.