PP, C's y CSIF piden el cese de Marzà por querer sumar Valencia al independentismo

El conseller Vicent Marzà junto al concejal Pere Fuset, ambos de Compromís. :: jesús montañana/
El conseller Vicent Marzà junto al concejal Pere Fuset, ambos de Compromís. :: jesús montañana

Compromís y el PSPV respaldan al conseller de Educación y Puig dice que los 'països catalans' están fuera de la hoja de ruta del Gobierno valenciano

LAURA MARTÍNEZ/F. RICÓS VALENCIA.

La defensa realizada por el ahora conseller de Educación, Vicente Marzà, de la realidad cultural y política de los 'països catalans' y de integrar a los valencianos en el proceso independentista catalán, propició ayer que los dos partidos de la oposición, PP y Ciudadanos, junto con el Sindicato Independiente de Funcionarios, CSIF, pidieran al jefe del Consell, Ximo Puig, la destitución de este miembro del Gobierno valenciano.

Marzà, en calidad de portavoz de Compromís en Castellón, concedió una entrevista el 11 de septiembre del año pasado a la emisora catalana Ràdio Terra para hablar sobre la consulta independentista «vista des del sud». En ella se refirió a los catalanes como «compañeros de nación», aseguró que «los 'països catalans' son una realidad no sólo culturalmente, sino también políticamente y deberían ser más en el futuro» y añadió que «sin Valencia y sin desobediencia no hay independencia».

Bonig pide desautorizarlo

Isabel Bonig, líder del PP de la Comunitat, fue contundente ayer al exigir al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, «la desautorización» de Vicent Marzà «y que lo destituya». Para la líder de los populares, si el máximo responsable del Gobierno valenciano «calla pasará a ser cómplice de las manifestaciones de su conseller de Educación».

La presidenta regional del PP mostró su preocupación por «el contenido y las formas» que se dan en el Consell, «especialmente en Educación». «Entendemos las luchas de Puig para que Educación no cayera en manos de Bloc-Compromís de los postulados más radicales e ideologizados de la educación», afirmó la presidenta popular, que también habló de «la sumisión de Puig y del PSPV a las exigencias de Compromís por alcanzar la presidencia».

Para Bonig, las declaraciones del conseller «son preocupantes» por «ese apoyo que hace explícito sobre la unidad de los 'països catalans', el derecho a la independencia... Nos preocupa que todo eso pueda plasmarse en la política educativa, que tiene que estar al margen. A las escuelas se va a aprender, la ideología la tiene cada uno y se forma en casa, no en los colegios». La popular incidió en que Puig debería dar «un toque de atención a Marzà» en este asunto y en otros relacionados directamente con la gestión, «y manifestar qué piensa hacer».

Para Bonig, «el problema del independentismo, el nacionalismo y el órdago soberanista que ha organizado desde Cataluña Artur Mas topa con la ambigüedad del partido socialista».

La presidenta popular lamentó la debilidad de los socialistas valencianos, porque con un PSPV «fuerte y con las ideas claras no estaría pasando lo que está pasando».

La portavoz del PP aseguró que Compromís «no engaña a nadie, esas son sus ideas y lo han dicho por activa y por pasiva». Incidió en que los integrantes de la coalición nacionalista de izquierdas «han intentado disfrazar» su mensaje «y ahora sale su verdadera esencia, que es la unidad de la lengua, la unidad política de los 'països catalans' y la posibilidad de que se remitiese todo el proceso soberanista a la Comunitat Valenciana».

Bonig afeó que Marzà hable de País Valencià. «Lo mínimo que se le exige a un conseller, así lo hizo cuando tomó posesión del cargo, es prometer la Constitución y el Estatut y ambos hablan de Comunitat Valenciana. Por lo tanto, el señor Puig debería tomar cartas en el asunto y fijar cual es la posición del Consell en materia educativa y frente al desafío independentista».

La líder popular recordó que el alcalde de Lleida, Ángel Ros, del PSC, reconocía el miércoles a Cataluña como nación. «En estos temas tan importantes, ambigüedades pocas. El partido socialista tiene un serio problema de indefinición. Desde luego en el PP lo tenemos claro, abogamos por la unidad, soberanía nacional y que Cataluña forma parte de España y Europa», dijo.

Punset dice que es radical

Carolina Punset, portavoz de Ciudadanos en Les Corts, por su parte, también reclamó la destitución de Marzà como conseller de Educación, Cultura y Deporte. «El tripartito del PSPV, Compromís y Podemos debería plantearse la sustitución de Vicent Marzà al frente de la Conselleria de Educación, decantarse por otro perfil de político en lugar del actual conseller, que ha demostrado sobradamente la radicalidad de sus ideas nacionalistas, que no comparte la mayor parte de la sociedad valenciana», aseguró.

La portavoz parlamentaria de Ciudadanos recordó el toque de atención que dio en el debate de investidura. «Como es costumbre, el nacionalismo se hace con esa competencia (Educación y Cultura) para intentar adoctrinar. Lamentablemente se ha cumplido la previsión y al frente de algo tan trascendente como Educación se encuentra una persona -y da mucho que pensar- que cuando la nombraron en su cargo tuvo que bloquear sus cuentas en redes sociales para borrar contenidos inconvenientes», aseguró Carolina Punset.

La líder de C's, como en otras ocasiones, incidió en que los nacionalistas van poco a poco «parasitando los espacios de la vida pública que consideran indispensables para difundir sus ideas» como «medios de comunicación públicos o competencias como Educación».

La dirigente centrista, que no llegó a la portavocía parlamentaria para abandonarla a los pocos meses, aseguró que lo que más le molesta «es que no van de frente» y prueba de ello son las declaraciones de Marzà cuando no era conseller «y se explayaba exponiendo sus ideas».

«No queremos estar durante esta legislatura ocupándonos del señor Marzà en lugar de estar ocupados en mejorar la calidad de la educación», afirmó Punset. Por ello pidió ayer a Puig que «releven del cargo» a Vicent Marzà y que los consellers se ocupen de «combatir la corrupción, dinamizar la economía y generar empleo».

Matoses, otro conseller

El presidente de CSIF, Daniel Matoses, también se mostró partidario de la destitución. «Propongo que PSPV y Compromís busquen a otro conseller para evitar el enfrentamiento, que se dedique a fomentar la educación de calidad, una educación alejada de los enfrentamientos ni dentro de la propia sociedad educativa ni con el resto de la sociedad valenciana», afirmó.

Matoses defendió que «hay que centrarse en lo importante, que es fomentar el empleo de calidad y los servicios públicos de calidad». «Lo que está claro es que Marzà ha hecho un flaco favor a su partido y, sobre todo, un flaco favor a los valencianos al hablar en esos términos».

«Estoy totalmente en contra de las manifestaciones de Marzà. En CSIF no creemos ni en esas denominaciones de países catalanes ni de País Valencià ni en el concepto que suponen», declaró.

Para el representante sindical, las manifestaciones de Marzà son «totalmente contrarias a las señas de identidad valencianas que están recogidas en el Estatut. Los valencianos tenemos una estructura territorial propia, nada que ver con Cataluña, Aragón o el Rosellón francés. Somos valencianos».

Culla: nos tendrán enfrente

Por su parte, Joan Ignaci Culla, de Som Valencians, indicó que antes de las elecciones «Compromis se cubrió con la máscara de valencianismo para engañar a los incautos que buscaban una opción propia, huyendo de la corrupción e incluso del falso valencianismo del PP. La realidad refleja lo que denunciábamos y se ponen como reto, una vez conseguida la unidad cultural, la política: los 'països catalans'. Pero nos tendrán enfrente», aseguró.

El Palau, unidad de España

El entorno del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, aseguró que el jefe del Consell considera que la opinión de Marzà «era personal». Por esa misma razón se respeta, pero aunque se respeten todas las opiniones desde el Palau indicaron que las de Marzà «no están en la hoja de ruta del Gobierno valenciano», ni el independentismo catalán ni sumar a este el de los valencianos.

«Ni en el horizonte actual ni futuro» se contempla el apoyo al secesionismo catalán o valenciano «mientras Ximo Puig siga al frente del PSPV y de la Generalitat», incidieron.

Fuentes cercanas al presidente aseguraron que uno de los objetivos del Gobierno valenciano es que «Cataluña no se vaya de España» y que el Ejecutivo central «debería» realizar gestos de acercamiento a Cataluña para tratar de solucionar un problema pues «el inmovilismo no está ofreciendo resultados».

El entorno de Puig apostilló que el Consell trabajará para «tender puentes para que Cataluña permanezca en España» y destacó que los grandes movimientos independentistas en Cataluña «van aparejados que el PP esté en el Gobierno».

La defensa de Morera

Por su parte, el secretario general de Compromís y del Bloc, Enric Morera, y por tanto jefe de filas de Vicent Marzà, se mostró parco en palabras pero firme en la defensa de Marzà. «Desde Compromís estamos metidos en la tarea de defender la labor de un Gobierno y de momento se está haciendo un buen trabajo», aseguró. «Lo que nos interesa es lo que se hace desde el Gobierno valenciano. Las opiniones que diera Marzà antes de ser nombrado conseller no tienen que ver con la tarea que está desarrollando el Consell. Estoy plenamente identificado con el trabajo del Ejecutivo valenciano», insistió una y otra vez Morera.

Pero en Compromís, no obstante y según otras fuentes, hay malestar en algún sector que quiere permanecer al margen del catalanismo político y esas declaraciones de hace un año «no nos hacen ningún favor», y aclaran que «cada cual es dueño y esclavo de sus palabras».

El PSPV avisa

El portavoz del grupo socialista, Manolo Mata, también defendió al conseller. «Compromís como organización no ha declarado nunca que sea pancatalanista o independentista. Me parece que es disculpable, un pecadillo de juventud. Pero si lo hiciera ahora mismo sería muy distinto», afirmó el síndico del PSPV.

Respecto a la solicitud de destitución, Mata las desechó. «Ninguna de las acciones de gobierno que ha tomado hasta ahora están en la línea de aquella entrevista», afirmó.

 

Fotos

Vídeos