La campaña electoral se les va de las manos

La campaña electoral se les va de las manos

Torró sube a Fabra y a dos consellers a cantar y bailar la canción del PP de Gandia: «Me enamoré de tiiii, me enamoré de tiiii»

APUNTA A LAS REDES

El alcalde de Gandia y candidato del PP, Arturo Torró, se ha convertido en el animador de la campaña. A su manera claro. Muy alejado de la ortodoxia que exigen los comicios electorales. Más que nada por la seriedad que hay que proyectar sobre el potencial votante. Con propuestas histriónicas, muy alejadas de aquellos tiempos en los que la pegada de carteles era un ritual casi sagrado. Torró, con un perfil populachero, es capaz de cualquier cosa por dejarse ver. El problema es que el resto le siguen en sus desventuras políticas, degradando lo que debe ser un manual de propuestas para hacerle a los ciudadanos la vida más fácil.

Una campaña electoral en ningún caso debe convertirse en una chirigota festiva. Hay que recordar que Torró inició la pegada de carteles acompañado de una banda de música y en olor de multitudes. Los días previos, ya estuvo a punto de abrirse la cabeza al caerse con una moto de trial desde arriba de un contenedor. Lo peor es que iba sin casco.

El tema se le ha ido de las manos. Ayer, hasta el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, se puso a bailar y cantar encima del escenario el hit parade de este verano, titulado «Gandia» e interpretado por el grupo local 'La Polvarea'. La banda sonora del PP de Gandia para estas elecciones. Torró, Fabra, los consellers Máximo Buch y Juan Carlos Moragues, más el presidente de Nuevas Generaciones, Juan Carlos Caballero, la diputada Belén Hoyo, y el presidente provincial del PP, Vicente Betoret. «Me enamoré de tiiiiii, me enamoré de tiiiiii, del aroma de Gandia desde el beso que te diiiiii». Al ritmo sabrosón, colgado en youtube, para que sea degustado por el universo internauta. Carne de cañón para los programas de presunto humo inteligente como El Intermedio.

Y allí estaban todos, subidos en el escenario en la tarde de domingo, moviendo el esqueleto y con una chuleta en la mano para poder cantar el temazo en ese karaoke improvisado. El alcalde, para darle más bombo al evento gastronómicofestivo, decidió colgar fotos y el vídeo de la canción en todas las redes sociales que tienen a su alcance.

Fue el colofón a una comida con más de 700 militantes en el que incluso se cocinaron paellas en la que se formó el eslogan «Torró alcalde» con pimientos. En un exceso culinario de los que marcan época. La campaña, de perfil más que bajo, quizá llega un momento en la que se convierte en un esperpento de cara a los ciudadanos.

Esvásticas nazis en L'Eliana. Mientras unos mueven la cintura al ritmo de la canción del verano en Gandia, en L'Eliana se ha vivido una situación lamentable. Algunos carteles electorales del candidato del PP, Sergio Montaner, amanecieron pintados con una esvástica nazi. Actitudes intolerantes e impropias de la democracia.

Todos los partidos políticos deberían firmar un manifiesto conjunto para condenar cualquier tipo de ataque a sedes y cargos públicos. Especialmente con la dureza que se manifiestan con simbología que en ningún caso nada tienen que ver, ni por asomo, con la condición democrática.

«Quien hace este tipo de actos cobardes no se da cuenta del daño que hace a la democràcia y a toda la sociedad. Nosotros a lo nuestro, a construir: ilusión, proyecto, propuestas y a trabajar en positivo por L'Eliana de Todos», señaló Montaner en su facebook.