La Sexta se mofa de los valencianos

La Sexta se mofa de los valencianos

'El Intermedio' vincula los genes de los ciudadanos de la Comunitat con la corrupción. El conseller Santamaría pide explicaciones

APUNTA A LAS REDES@HESTEBAN15

El Intermedio del Gran Wyoming optó el martes por la colectividad para afear la conducta de presunta corrupción de dirigentes públicos de la Comunitat. En un exceso desafortunado, Dani Mateo, colaborador del programa, vinculó conductas reprobables con la normalidad en la Comunitat. Con el ciudadano de a pie que, en una mayoría aplastante, independientemente del color político que sienta, rechaza todos los comportamientos que manchan la política valenciana. Hay cosas que nunca son motivo de chanza.

El humor inteligente que pregona José Miguel Monzón se tornó en chabacano con la mofa general sobre los valencianos con el caso de la Diputación y Alfonso Rus como estilete: «El presidente de la Diputación representa a los valencianos, a la quinta esencia del levante, la chufa de la horchata, el socarrat de la paella, el nano de qué subidón, nano», comentó Dani Mateo en uno de los momentos álgidos de su monólogo en 'El Intermedio'.

Tras la parrafada, Mateo se pregunta: «¿Véis dónde quiero llegar?» A partir de ahí, el presunto humorista dibujó el perfil del valenciano a partir de personajes histriónicos como Chimo Bayo, John Cobra y Rafa Mora. «Hace falta que siga o habéis entendido lo que quiero decir. Rus no se pone a contar billetes en un coche porque quiera. Qué tontería. Hay alguien que se crea eso, lo hace para que los valencianos de a pie como Bayo, Mora o Cobra se sientan orgullosos de su presidente. Lo que hubiese sido un delito es que su presidente, el más valenciano de los valencianos, se hubiera puesto en el coche a contar cachorritos de perro. Si hubiese hecho eso traicionaría su herencia cultural y no merece ser valenciano. Como mucho murciano». No es gracioso. Es humor idiota.

Mateo continuó generalizando con el caso Rus para mofa de un pueblo al que, no le hace ni pizca de gracia ser noticia por este tipo de casos. «Esto es cosa de los genes, el normal es estático, pero el de los valencianos es como el ecualizador del DJ de Penelópe, que se mueve por subidones. La víctima es Rus por tener un corazón valenciano que no le cabe en el pecho ni el el maletín», siguió Mateo con si show. De inmediato, el humorista rectificó para matizar que con su intervención se refería a los políticos corruptos valencianos. La chanza estaba hecha, sin distinción, con todos en un mismo saco por la cuota de pantalla. ¿Por qué Mateo no generaliza con los catalanes cada vez que saca a los Pujol a la palestra? ¿En el ADN de los vecinos de Granollers, de donde es él, también está la corrupción?

El conseller de Gobernación, Luis Santamaría, fue el primero en reaccionar al monólogo del humorista del Intermedio. Santamaría lamentó el gesto: «Es gravísimo lo que se acaba de decir en El Intermedio. Que los valencianos llevamos la corrupción en el ADN es un insulto inadmisible».

Minutos después, el propio conductor del programa, José Miguel Monzón, intervino para intentar aclarar los argumentos ofensivos de Dani Mateo a los valencianos, que en ningún momento matizó sus palabras para decir que criticaba a los políticos señalados por presunta corrupción: «Estoy loco o he oído decir a Dani Mateo que nos referíamos al político corrupto valenciano. Nos gustaría la misma rapidez para tachar de inadmisible la actitud de muchos imputados por corrupción en su comunidad. Quizá la pieza no sea muy acertada pero es de Dani Mateo». La respuesta de Santamaría: «La responsabilidad es de quien comete un delito, no de todo un pueblo».

 

Fotos

Vídeos