Seis candidatos se unen contra el plan del Cabanyal

Candidatos y representantes vecinales en la terraza del Centre Octubre. :: jesús montañana/
Candidatos y representantes vecinales en la terraza del Centre Octubre. :: jesús montañana

Los vecinos partidarios del proyecto urbanístico piden «respeto a la mayoría» que votó a favor de la prolongación de Blasco Ibáñez

P. M.

valencia. Un pequeño salón de actos del Centre Octubre de Cultura Contemporània, uno de los bastiones del catalanismo en Valencia, acogió ayer la firma por parte de todos los partidos menos el PP del manifiesto aprobado el pasado febrero por la plataforma vecinal Salvem el Cabanyal, donde se da por derogado el plan urbanístico del Ayuntamiento, que incluye la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez, para promover una estrategia en favor de la rehabilitación de viviendas y medidas sociales.

El portavoz de la asociación vecinal, Vicente Gallart, dijo sobre el documento que supone «tener avanzado el camino a seguir el día después de las elecciones» y refuerza el consenso que siempre han buscado. Admitió que no invitaron al PP a la firma porque «hubiera supuesto hacer un circo» para indicar que «nunca han respondido en otras ocasiones que les hemos invitado».

Firmaron los candidatos a la alcaldía de Valencia de seis partidos. Estaba Joan Calabuig (PSPV), Joan Ribó (Compromís) y Amadeu Sanchis (EU), así como otros que en este mandato no tienen representación en el hemiciclo. Fueron Fernando Giner (Ciudadanos), Eduardo Gómez (UPyD) y Jordi Peris (Valencia en Comú).

Todos se posicionaron en contra de la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez, aunque Giner, pese a la insistencia de las preguntas, dijo que el motivo de la firma era estar «donde esté el sentido común y la razón y en contra de una situación personal, que va contra los ciudadanos». Añadió que ahora toca «hablar de propuestas para revalorizar» el barrio del Cabanyal.

La firma del manifiesto, titulado como un documento de consenso y futuras actuaciones, fue respondida horas después por la plataforma 'Sí Volem', que reúne a parte de los vecinos favorables al proyecto municipal. La contestación pide primero «respeto a la voluntad mayoritaria de los vecinos del Cabanyal-Canyamelar que es partidaria del plan urbanístico».

En las últimas elecciones, el Partido Popular logró algo más de 5.000 votos, lo que superó a la suma del resto de candidaturas, incluso las que se quedaron sin representación. «Sí Volem considera este acuerdo ajeno a la voluntad de una gran parte de los vecinos de los barrios del Marítimo y de toda Valencia», se indicó en el comunicado.

También se añade que «Entemdemos que este documento es inoportuno y fruto del momento electoral, y nos preocupa que pueda suponer un nuevo bloqueo precisamente ahora en que los vecinos veíamos el final de un largo proceso con el inicio de la concesión de licencias», en referencia al desbloqueo del plan.

Fotos

Vídeos