Un inmigrante se baja de la valla de Ceuta tras casi cinco horas encaramado

El joven de 18 años, de nombre Mamady, ha indicado que ha sido expulsado tres veces en los dos últimos años

EFEceuta

El inmigrante subsahariano de 18 años que se encaramó en la tarde de ayer a la doble valla fronteriza que separa Ceuta de Marruecos se ha bajado de la valla tras casi cinco horas en lo alto.

Según han informado fuentes policiales, el inmigrante, de 18 años -según su propio testimonio-, se había encaramado a la primera de las dos vallas fronterizas alrededor de las 17.45 horas de ayer y se bajó de la misma unas cinco horas después.

El inmigrante, según el testimonio ofrecido a la organización no gubernamental Caminando Fronteras, presentaba un corte en una pierna producido por la concertina, por lo que se encontraba herido. A pesar de esta circunstancia, el joven había afirmado a esta organización que pensaba dormir en lo alto de la valla -situada a seis metros de altura- y que no quería deponer su actitud.

El inmigrante, de nombre Mamady, ha indicado que ha sido expulsado tres veces en los dos últimos años.

El joven se encontraba encaramado en la primera de las dos vallas fronterizas que separa Ceuta de Marruecos, por lo que la responsabilidad de que bajara correspondía a la Gendarmería marroquí, que finalmente se hizo cargo de él.