La bronca entre PSPV y Compromís acaba con el pacto de gobierno en Tavernes

CARLES GIMENO

tavernes. El gobierno local saltó por los aires en Tavernes de la Valldigna por culpa de las discrepancias políticas en torno a los presupuestos de 2015. El alcalde de la localidad, Jordi Juan (Compromís), ha destituido fulminantemente a los concejales del PSPV de sus funciones en el gobierno local. Así, el nacionalista rompe el pacto que le propició la alcaldía.

El primer edil ha ido más allá y ha anunciado que someterá su cargo a una cuestión de confianza vinculada a la aprobación de las cuentas de 2015. Esa cuestión se tratará en un pleno el sábado a las 13 horas.

Si Juan no asume la confianza de la corporación se abrirá un periodo de 30 días en el que la oposición podrá presentar una moción de censura que propiciara un cambio en la alcaldía. Si no prospera, Juan seguiría como alcalde y automáticamente se aprobarían los presupuestos de 2015 que ha presentado el primer edil y que han motivado la ruptura del gobierno. Con este anuncio se abre un nuevo panorama político insólito en la Vall.

Lo que comenzó como un tripartito que votó a Juan como alcalde ha acabado de malas formas y con un pleno que ha superado todas las expectativas al provocar la ruptura del pacto. La edil Karina Vercher ya fue expulsada por Juan al no votar a favor de los presupuestos. Ahora, el PSPV se ha abstenido ante la propuesta presupuestaria que aportaba Compromís en solitario y el alcalde, tras la votación del pleno, ha ordenado al secretario que iniciara el expediente para expulsar del ejecutivo a los tres concejales socialistas.