Dimite la consejera de Vivienda del Principado de Asturias

Esther Díaz./
Esther Díaz.

La socialista Esther Díaz asegura que no quiere ser "un obstáculo para el Gobierno" por su situación empresarial. "Podré haberme equivocado, pero no he robado", ha manifestado

REDACCIÓNGijón

La consejera de Bienestar Social y Vivienda del Principado de Asturias, Esther Díaz, ha anunciado hoy su dimisión durante su comparecencia ante la Comisión de Presidencia de la Junta General para informar de su vinculación con Davelco, empresa administrada por su marido, a la que ha insistido que no benefició. Sin embargo, tras los datos desvelados por el diario El Comercio a lo largo de los últimos días sobre la vinculación de las sociedades en las que participa la consejera y que fueron contratadas por adjudicatarias de grandes obras públicas, Esther Díaz ha anunciado en el Parlamento regional que renuncia a su cargo. "Hoy no quiero ser un obstáculo ", ha asegurado Díaz, quien reconoce que deja la consejería "con frustración y dolor", pero con la satisfacción de "salir con la cabeza alta" y de "poder mirar a los ojos" a sus vecinos.

Más información

"Reitero, ni soy una corrupta, ni he robado, ni utilicé mis cargos en beneficio de empresa alguna", ha dicho Díaz, quien ha considerado que ya se ha "dictado sentencia" para su "descrédito" en relación a su vinculación a la empresa Davelco, que trabajó en diversas obras adjudicadas por el Principado, entre ellas el geriátrico de Riaño, cuyas obras fueron aprobadas siendo ya Esther Díaz consejera.

"Podré haberme equivocado, pero no he robado", ha manifestado la consejera, que ha incidido en que su participación en la empresa Davelco figuraba en la declaración de su patrimonio, publicado en el portal de Transparencia del Principado. La consejera ha afirmado que personas que aprecian su "labor", "gestión" y "honestidad" le han pedido que no dimitiera, pero ha dicho que "el ruido y el contexto político actual ahogan" sus "razones".

"Con esta renuncia espero dejar de ser un blanco fácil que contribuye al debilitamiento del Gobierno y al reproche a su presidente. También espero dejar de ser un ariete de desgaste a mi partido y, sobre todo, a los miles de afiliados y simpatizantes para que puedan seguir defendiendo en cada rincón de Asturias la labor del Gobierno sin reserva alguna", ha concluido la consejera su exposición inicial ante la Comisión.

La consejera ya había defendido hace una semana en rueda de prensa la legalidad, limpieza y transparencia de su participación accionarial en esta empresa, que ha participado como subcontratista en obras contratadas por la administración regional. Díaz admitió que posee el 19,8 por ciento de la empresa y que trabajó en la misma antes de iniciar su carrera política primero como alcaldesa de Langreo y después como consejera. Además posee de forma indirecta una participación en la empresa Aldaco, dedicada a la misma actividad, y de la que Davelco es propietaria del 50% de las acciones.