L'Institut d'Estudis Catalans ensalza a la AVL por defender «la unitat de la llengua»

San Miguel de los Reyes, sede de la Acadèmia. :: irene marsilla/
San Miguel de los Reyes, sede de la Acadèmia. :: irene marsilla

La entidad con sede en Barcelona aplaude «la disidencia» de la Acadèmia por sostener frente al Consell que el valenciano es catalán

F. RICÓS VALENCIA.

El trabajo de la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL) en su defensa a ultranza de «la unitat de la llengua» se ha convertido en motivo de alabanzas por parte de l'Institut d'Estudis Catalans (IEC), la Plataforma per la Llengua y Òmnium Cultural.

Estas organizaciones presentaron ayer su séptimo informe sobre la lengua catalana en la sede del IEC. En ese documento los autores arremeten especialmente contra el Consell de Alberto Fabra y los gobiernos populares de Baleraes Aragón, porque no defienden el catalán.

«Es de justicia remarcar la disidencia de la Acadèmia Valenciana de la Llengua respecto algunos posicionamientos del entorno políticos que gobierna las instituciones valencianas que cuestionan la 'unitat de la llengua'», asegura el informe capitaneado por l'Institut d'Estudis Catalans.

«La disidencia» de la AVL de la que hablan los autores del informe sobre la salud de la lengua catalana viene a cuento de la defensa cerrada que realiza el órgano normativo del valenciano pues considera que el valenciano se integra en el sistema lingüístico del catalán. Prueba de ello es la definición que en el Diccionari normatiu valencià realiza la AVL sobre el valenciano: «Lengua románica hablada en la Comunitat Valenciana, así como en Catalunya, las Islas Baleares, el departamento francés de los Pirineos Orientales, el Principado de Andorra, la franja oriental de Aragón y la ciudad sarda de Alguer, lugares donde recibe el nombre de catalán». El Consell ya pidió en febrero pasado a la AVL que cambiara esa definición que considera catalán al valenciano y aportó un informe del Consell Jurídic Consultiu en el que se justificaba que esa decisión de la Acadèmia iba en contra del Estatuto.

También carga el informe elaborado por l'Institut d'Estudis contra el grupo parlamentario popular en Les Corts cuando asegura que «del Parlamento valenciano surge la enésima ocurrencia, esta vez respecto a la reivindicación de un origen ibérico para la variedad valenciana». Los populares valencianos presentaron en junio de 2013 una iniciativa parlamentaria, que decayó, para instar a la Real Academia Española a que modificase la definición del valenciano («variedad del catalán») y en ella defendían que el valenciano, procedente del latín, recogía influencias lingüísticas de los íberos, una teoría que recogen diversos estudiosos.

En el informe del IEC recrimina también al Consell el cierre de RTVV y lamenta el expediente abierto por el Ministerio de Industria contra Acció Cultural del País Valencià que motivó que en la Comunitat Valenciana dejasen de emitir Catalunya Ràdio y Catalunyà Informació. «Estamos ante un auténtico atentado contra uno de los principales agentes difusores de la lengua y la cultura propias», aseguran.

También critican que no haya habido voluntad política entre los ejecutivos catalán y valenciano en la acordada reciprocidad de emisiones de los respectivos canales autonómicos de televisión. Canal 9 se cerró antes de que se concretara el acuerdo.

Además, atacan también el decreto de plurilingüsmo en la educación valenciana (enseñanza en castellano, valenciano e inglés) porque consideran que va en detrimento del modelo de la inmersión lingüística que se aplica en Cataluña.

 

Fotos

Vídeos