Los jóvenes del PP y entidades valencianistas reclaman al Consell que actúe contra la AVL

Enric Esteve, presidente de Lo Rat Penat, en el despacho de la entidad. :: juanjo monzó/
Enric Esteve, presidente de Lo Rat Penat, en el despacho de la entidad. :: juanjo monzó

Nuevas Generaciones recuerda a Fabra que hay que actuar, mientras Lo Rat Penat le advierte de que para ser un líder «hay que tomar decisiones»

F. RICÓS VALENCIA.

Ha pasado la hora de las palabras y ha llegado la hora de actuar. Esta es la conclusión a la que han llegado gran parte de las entidades culturales valencianistas y la reclamación que le hacen al Consell frente a la defensa del catalán que realiza la Acadèmia Valenciana de la Llengua como la lengua de los valencianos. Incluso la organización juvenil del PP valenciano, Nuevas Generaciones (NNGG), reclama hechos al Ejecutivo de Alberto Fabra.

Los jóvenes populares valencianos se mostraron de acuerdo con las acusaciones del conseller de Gobernación. Luis Santamaría aseguró el miércoles en Xàtiva que la AVL «nunca debió dejar de ser una academia de la lengua valenciana». Destacó que el Consell «debe adoptar las resoluciones que en legítima defensa de la lengua valenciana tiene atribuidas».

NNGG aseguró que Santamaría denuncia el apoyo de la AVL «a las tesis catalanistas». Están de acuerdo con el conseller, «pero ahora hay que actuar y corregirlo».

A Enric Esteve, presidente de Lo Rat Penat, centenaria entidad cultural valenciana, le parecen muy bien las declaraciones del conseller de Gobernación, «pero habrá que ver si todo el Consell piensa como él, cosa que dudo, después de cómo ha actuado en este asunto la consellera de Educación y Cultura, María José Catalá. Desde febrero hasta ahora no ha hecho nada».

El responsable de Lo Rat Penat aseguró que el Gobierno valenciano «tiene que actuar frente a la AVL porque si no lo hace, será lo mismo de siempre: palabras y ese organismo seguirá haciendo lo que quiera».

Esteve considera inadmisible que un órgano del Gobierno obre contra el Estatuto. «Eso no se debe permitir y el Consell lo ha hecho. Un líder, para que se le considere como tal y se le respete, ha de tomar decisiones», afirmó respecto a Fabra.

También cargó contra la pérdida de entidades financieras propias. «Hasta nos hemos quedado son el Banco de Valencia, entidad señera de esta tierra. Está en manos de una entidad financiera catalana y se lo han dado gratis. Es inadmisible. Con otros presidentes es impensable que esto hubiese pasado. Hubieran hecho lo imposible para que no sucediera», lamentó.

Joan Culla, de Renaixença Valencianista, coincidió en exigir al Consell «hechos, no palabras». «La AVL ha supuesto el segundo decreto de Nueva Planta para los valencianos, la aniquilación de la lengua valenciana. No se puede consentir que se permita a ese organismo de la Generalitat burlarse del Estatuto, porque es una burla al pueblo valenciano. Y si no lo cumple, fuera. Y si tienen problemas para eliminarla, o se acaba con su asignación económica o se incluye una mayoría de académicos que defiendan el valenciano».

Culla lamentó que siempre que se acercan las elecciones «el PP se envuelve en la Senyera, pero ya no nos engañan».

El presidente de Renaixença destacó que el problema no está solo en la AVL, «sino también en que el catalán se enseña en los colegios». Con él coincidió también Jaume Hurtado, de Accio Nacionalista Valenciana, que además exigió la homologación de los título de valenciano de las normas del Puig, «fundamental, fortalecería a la Real Acadèmia de Cultura Valenciana».

La Plataforma Valencianista pidió «mano firme»: su derogación. Si no se puede eliminar porque está blindada, «que se cambie el nombre a la AVL por el de academia de la lengua valenciana», su composición y que respete «la singularidad idiomática del valenciano».

Círculo Cívico, la entidad que preside Fernando Chiva, ha reclamado al presidente Fabra «que emprenda acciones judiciales para reformar o disolver el ente catalanista».

El PP en Les Corts, por su parte, dijo que defiende sin tapujos la identidad valenciana «frente a los complejos del tripartito» y que hay diputados de izquierda que proclaman que hablan catalán, que dicen acatar el Estatut y la Constitución 'por imperativo legal' y no por convicción, que pasan más tiempo apoyando cadenas independentistas que sintiéndose orgullosos de ser valencianos», aseguró Rafael Maluenda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos