Aguirre insta a Podemos a que done a las víctimas de ETA el dinero recaudado para demandarla

Esperanza Aguirre./
Esperanza Aguirre.

Asegura que la iniciativa judicial contra ella tendrá un coste máximo de 2.100 euros frente a los 10.041 que ha pedido el partido de Pablo Iglesias

ANDER AZPIROZMadrid

La expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha instado esta mañana a Podemos a donar a las víctimas de ETA el dinero que recaudó ayer vía Internet con el objetivo de demandarla por haber vinculado a Pablo Iglesias con la banda terrorista y con financiación ilegal procedente del Gobierno de Venezuela.

Lejos de rectificar sus palabras, tal y como le exige la formación de izquierda para no seguir adelante en los tribunales, la dirigente popular ha afirmado que la iniciativa judicial contra ella costará un máximo de 2.600 euros, y no los 10.043 que ha estipulado Podemos. El partido recaudó una suma final de 16.874 euros en apenas cinco horas. Esos más de 14.000 euros de diferencia son los que, según Aguirre, Iglesias y su partido deben de donar a las víctimas para demostrar que no están del lado de la banda.

La dirigente popular mantuvo sus guerra particular con Podemos durante su discurso en la inauguración en la sierra de Madrid de la escuela de verano del PP. Aunque no llegó a nombrar directamente a esta formación, sí alertó del peligro que representa para España el populismo chapista que ha surgido como consecuencia de la crisis.

Utilizan el dolor de las víctimas

Esta mañana Pablo Iglesias se ha defendido ante las acusaciones de simpatizar con ETA y ha acusado a sus adversarios de utilizar este tema para menoscabar la confianza de los ciudadanos en su partido. "ETA ha causado muchísimo dolor en nuestro país, utilizar el dolor de las víctimas para atacarnos es completamente inaceptable", ha dicho. Ha insistido además en su idea de que la banda terrorista tiene una explicación política. Según ha explicado, "Explicar algo no implica justificarlo. Para aclarar esta idea puso ejemplo: Las bombas de Hiroshima Y Nagasaki tienen explicaciones políticas, aunque sean muy condenables.