Tradiciones en la Albufera

Este plan ofrece la oportunidad de disfrutar del entorno natural. / paseos en barca el bessó
Este plan ofrece la oportunidad de disfrutar del entorno natural. / paseos en barca el bessó

Turistas y residentes locales optan por ver la puesta de sol en barca y dedicar así una tarde de verano a desconectar y redescubrir la cara más natural de Valencia

NURIA VALLADOLID

No viene mal, de vez en cuando, alejarse del ajetreo urbano, redescubrir la cara más tradicional y natural de nuestra ciudad. A apenas 10 kilómetros de Valencia, encontramos la oportunidad de desconectar, de dedicar una de nuestras tardes de verano a recorrer la Albufera en barca y ver cómo se pone el sol, rodeadeos de arrozales y vegetación.

La experiencia triunfa entre valencianos y turistas. José Antonio, de Paseos en Barca el Bessó, asegura que, durante los meses de julio y agosto, existe una gran demanda del «paseo de la puesta de sol», dado que es el que todos, independientemente de la edad o procedencia, consideran más bonito.

«Una amiga y yo hicimos hace poco un paseo de 45 minutos, y la verdad es que lo disfrutamos mucho», cuenta Emilio Delás, estudiante de Valencia. Además, lo describe como un plan «muy turístico, pero también familiar».

Emilio explica que, esperando en el embarcadero, había turistas, padres con sus hijos, abuelos con sus nietos... E incluso una pareja que se disponía a hacerse las fotos de su boda. «Embarcamos con cinco personas más, todas extranjeras, y se creó una situación bastante cómica, porque el barquero intentaba traducir sus explicaciones, pero mezclaba continuamente el inglés con el valenciano, y al final acabábamos todos riéndonos», recuerda Emilio. Destaca, además, que eran precisamente estos turistas los que parecían disfrutar más de la experiencia, no paraban de hacer fotos y se interesaban por todo: el tipo de garzas que de vez en cuando pasaban volando, el arroz, los tipos de cultivo, la época de regadío... incluso por la ropa que llevaba el barquero y su estilo de vida.

El paseo en barca puede ir acompañado de cena o comida. / Paseos en barca El Bessó

Uno de estos turistas no paró de repetir que lo que más le gustaba del paseo era lo cercano que le hacía sentirse al ambiente valenciano, y que se alegraba de haber encontrado un plan que le hiciera entender mejor la tradición y vida fuera de la ciudad. Además, resulta increíblemente sencillo disfrutar de esta experiencia, y, cualquier día de verano con unas horas vacías se presta a la ocasión. «En mi caso, fue 'pensat i fet'», asegura Emilio. «En poco más de una hora estábamos allí».

El autobús conecta directamente con el embarcadero de El Palmar, pero también podemos acercarnos al puerto de Catarroja. Miguel, de Paseos en Barca, lleva cuatro años ofreciendo viajes desde este último, y corrobora que, efectivamente, la experiencia protagonista en los meses estivales es la que se realiza bajo la puesta de sol. El público habitual es el mismo que el que frecuenta El Palmar: familias con niños y turistas.

Destaca también la posibilidad de prolongar el plan y disfrutar de una cena, todavía entre las aguas de la Albufera. Tanto José Antonio como Miguel coinciden en que suelen ser los grupos grandes los que se decantan por esta actividad, pero que también es una experiencia recomendable.

El verano le da un tono distinto a estos paseos en barca. Mientras que, cuando llega el frío, el servicio se ve más limitado y suelen triunfar más los viajes a plena luz del sol, en los meses estivales muchos buscan un plan que les permita despedir el calor del día.

No importa si somos de Valencia o de fuera, si estamos en la ciudad por vacaciones o no hablamos el idioma, este es un plan que se adapta a todos.

Una escapada por la Comunitat

Playas VIP de la Comunitat

Los secretos de los jardines de Valencia

Vacaciones en la ciudad

Las aventuras del capitán Cooking

Este es mi barrio