Mislata se llena de arte

El alcalde de Mislata, Carlos 
Fernández Bielsa, y el artista 
Miquel Navarro. /  LP
El alcalde de Mislata, Carlos Fernández Bielsa, y el artista Miquel Navarro. / LP

La Biennal Miquel Navarro transforma espacios en lugares para la reflexión y la memoria artística

GPS

Los diez artistas premiados de la edición 2018 de la Biennal de Mislata Miquel Navarro han planteado un recorrido por sus intervenciones artísticas, que profundizan en una investigación de los enclaves históricos, interactúan con el tejido social y, en ocasiones, toman prestadas algunas palabras y recuerdos de los propios vecinos. El pasado 1 de diciembre, Mislata inauguró la segunda edición de la Biennal de arte público, una iniciativa de la Concejalía de Cultura de la ciudad, que ofrece calles, plazas y espacios abiertos para la creación artística, y homenajea al artista local Miquel Navarro.

La muestra de premios de arte público 2018 de la Biennal de Mislata Miquel Navarro tuvo su punto de partida en el Centro Cultural Carmen Alborch, donde desde este fin de semana y hasta el próximo 13 de enero estará el punto de información del certamen, así como una muestra de dos piezas muy significativas en la trayectoria artística de Navarro, que nunca antes habían sido exhibidas en su ciudad natal.

A la inauguración asistieron miembros de la corporación, el alcalde Carlos Fernández Bielsa y el artista Miquel Navarro, que apadrina la convocatoria de premios desde que fue recuperada por el actual gobierno municipal. Miquel Navarro aprovechó para invitar a los asistentes a visitar el itinerario «aunque las obras gusten más o menos, son arte y tienen una función», y el alcalde, Carlos Fernández Bielsa, puso de relieve que «la gente sabe que ahora en Mislata tenemos lienzos en blanco, páginas en blanco y plazas públicas dispuestas para la creación artística, para fomentar la cultura y la libertad».

Espacios públicos

Para Bielsa, «en Mislata damos la bienvenida al arte, a la creatividad, a la lucidez, a la genialidad, a la interacción social, a la participación en nuestros espacios públicos para volver a abrir el ámbito cultural a todos y todas».

La comisaria de la edición, Alba Braza, indica que el itinerario se compone de diez intervenciones que parten de planteamientos muy diferentes, pero todos giran en torno al cuidado del entorno, a la memoria y el patrimonio de Mislata. «Las obras, siendo en su mayoría el resultado de un proceso de trabajo en el territorio, parten de los relatos, experiencia y recuerdos de personas que habitan en Mislata; activando el pensamiento crítico y provocan la creación de afectos», explica Braza.

Los artistas Escif, Ofelia Cardo, Anaïs Florin, Daniel Garrido, Miguel Hache, Lluc Mayol, Beatriz Millón, Ismael Teira, María Tena Torres y María Vidagañ Murgui mantendrán sus obras en las calles y plazas del casco histórico de Mislata durante las próximas semanas, y en este tiempo algunas de las obras sufrirán cambios o actualizaciones, de forma que el arte retroalimenta la participación del vecindario para abrir nuevos diálogos en torno a la necesidad de recuperar el espacio público, impulsa confluencias de ideas y ayudará a intercambiar perspectivas sobre asuntos de interés social.

Los muros, de espacios institucionales, solares y casas son el soporte principal para formatos que van desde palabras escritas con tiza, hasta textos escritos en lona.

 

Fotos

Vídeos