La vida en Santa Pola: playas, salinas y antiguas fortalezas

El castillo de Santa Pola es uno de los edificios de la arquitectura militar del siglo XVI y obra de Juan Bautista Antonelli. /ALEX DOMÍNGUEZ
El castillo de Santa Pola es uno de los edificios de la arquitectura militar del siglo XVI y obra de Juan Bautista Antonelli. / ALEX DOMÍNGUEZ

El mar forma parte indivisible del municipio alicantino | Combina los deportes acuáticos con rutas culturales y de senderismo

G. MORANTValencia

Santa Pola es un pueblo entre el agua y la tierra. Su historia converge entre lo vivido más allá del horizonte y las fortificaciones levantadas con la intención de proteger el pueblo de aquellos que intentaban entrar por mar. Y precisamente el mar, y su posición estratégica natural, favorecieron su origen durante la época ibérica, cuando se establecieron relaciones entre la población indígena y los comerciantes griegos.

Los principales atractivos de la localidad alicantina están relacionados con la importancia de la playa, las salinas y los vestigios históricos de los íberos, aquel importantísimo Portus Romano y de los restos de la arquitectura musulmana y medieval que conformaron el pasado de la Santa Pola actual, tan intensamente relacionada con la pesca.

Este tradicional destino veraniego se ha vuelto a poner de moda gracias a su nuevo vecino: Mariano Rajoy. El expresidente del gobierno, que se ha reincorporado a su anterior trabajo como registrador de la propiedad en Santa Pola, vuelve a la localidad alicantina después de varios años en Madrid. Aquí disfruta de las vistas privilegiadas del paseo marítimo y el puerto, además de comer en su favorito de la ciudad desde hace más de tres décadas, situado frente al mar y especializado en arroces y marisco.

¿Damos un paseo?

Playas

La localización natural costera del municipio del Bajo Vinalopó sitúa sus 11 kilómetros de playas como principales atractivos turísticos. Santa Pola cuenta con seis playas naturales: El Pinet, la Gola, las calas de l'Aljub, el bancal de l'Aren, las calas del Cuartel, la caleta dels Gossets y la Ermita. Y siete playas urbanas: Tamarit, Lisa, la Gran Playa, Levante, las calas de Santiago Bernabéu, Playa Varadero y las calas Santa Pola del Este. Los amantes de los animales pueden encontrar en la Caleta dels Gossets el lugar ideal para disfrutar junto a su mascota. Este espacio natural, ubicado en el Cabo de Santa Pola, cuenta con 200 m de longitud y permite el baño a los perros.

Las instalaciones del club náutico junto con una bahía protegida, invitan a practicar windsurf, kitesurf, vela, natación o submarinismo, y otras actividades acuáticas en varios de sus espacios naturales, entre la que destaca la Gran Playa.

Playas de Santa Pola: 1. Calas del Este. 2. Playa de la Ermita. 3. Gran Playa. / TURISMO DE SANTA POLA

Las Salinas

Pero las aguas cristalinas y arenas blancas no son su único atractivo. La naturaleza e historia recorren cada rincón del municipio. Las Salinas de Santa Pola están declaradas Parque Natural, zona de especial protección para las aves (ZEPA), lugar de interés comunitario (LIC) y, además, están incluidas en la lista RAMSAR de humedales de importancia internacional. Cuentan con 2470 hectáreas, en las cuales se pueden observar numerosas especies de aves entre las que destacan los flamenco y las cigüeñas, ubicadas en la zona litoral de la Bahía de Santa Pola. Además, en medio de las salinas se encuentra la Torre del Tamarit, una torre vigía del siglo XVI.

Parque Natural de Las Salinas de Santa Pola.
Parque Natural de Las Salinas de Santa Pola. / LP

Este espacio natural se puede visitar a través de una ruta a pie o directamente en coche. Una de las opciones de ruta hasta el Parque es la que se inicia en el Museo de la Sal. La duración total del trayecto es de una hora y hace un recorrido por el antiguo molino, la sal y su explotación. El itinerario continua en el exterior, por un camino perimetral alrededor de tres balsas, antiguas albercas salineras. El itinerario en coche también se inicia en el Museo de la Sal para tomar la carretera N-332 en dirección a Cartagena. El trayecto llega hasta la Torre del Tamarit, lugar que antiguamente servía para observar el mar y punto desde el que hoy se divisan las diversas balsas.

El castillo-fortaleza y sus cuatro torres vigía

La historia de Santa Pola está ligada al mar desde sus inicios. Por esta razón, es imprescindible visitar uno de los puntos de más interés del municipio: el castillo fortaleza. El edificio de estilo militar renacentista, que data de 1557, se construyó para la protección y defensa de los marineros frente a los piratas y corsarios. Con el paso del tiempo, los usos civiles sustituyeron a los militares, y en la actualidad es el centro cultural más importante de la localidad con siete instalaciones diferenciadas: Museo del Mar, Sala Municipal de Exposiciones, Salón de Actos «Baluarte del Duque de Arcos» y Capilla de la Virgen de Loreto.

Además del castillo, durante la primera mitad del siglo XVI, Santa Pola se blindó con diferentes torres de vigilancia costera, construidas como sistema preventivo contra los ataques de los piratas berberiscos. Están situadas estratégicamente para avistar la llegada del agresor. Su emplazamiento permite la comunicación entre sí, por medio de ahumadas de día y luminarias de noche. Como curiosidad, se puede hacer un recorrido por los diferentes enclaves: la torre de Tamarit se puede divisar desde las Salinas. En la sierra del cabo de Santa Pola, en la costa santapolera, se encuentra la torre d'Escaletes que con una envergadura de ocho metros de altura ha sido declarada recientemente Bien de Interés Cultural. Desde el mismo cabo podemos ver la torre de la Talaiola, situada sobre el punto más alto de este elemento natural. La posición estratégica de visión sobre el mar favoreció la construcción de un faro sobre ella en el año 1858. La única torre que se encuentra en ruinas es la del Carabassí. También se encuentra en la sierra del cabo, pero en este caso su ubicación es la zona limítrofe entre Santa Pola y Elche, donde se encuentra una de las playas más importantes de la zona, denominada con el mismo nombre.

Guía práctica para visitar Santa Pola

Museo de la Sal
El Museo de la Sal se ubica en las instalaciones de una antigua factoría de sal, dentro del Parque Natural. En él podemos descubrir el proceso de extracción de la sal y su historia, además de información sobre el Parque Natural, desde donde se puede realizar un itinerario para observar flamencos, cerceta pardilla, tarros blancos, garcetas comunes, gaviotas patiamarillas, cigüeñuelas...
Horario: Todos los días, de 9:00h a 14:00h | Entrada gratuita
Localización: Centro de Interpretación del Parque Natural Salinas de Santa Pola, Av. Zaragoza, 45, 03130 Santa Pola, Alicante
Museo del Mar
El complejo museístico Museo del Mar está ubicado en el Castillo-Fortaleza de Santa Pola. Y se pueden encontrar tres estancias diferenciadas con tres temas principales: la historia del municipio, el mar como escenario y la música.
Horario invierno: Martes a sábado de 10:00 h. a 13:00 h. y 16:00 a 19:00 h. | Domingos y festivos de 11:00 a 13;30 h. | Lunes cerrado y los días 24, 25, 31 de diciembre, 1 y 6 de enero. Horario verano (Del 26 de junio al 31 de agosto) Martes a sábado de 10:00 h. a 13:00 h. y 18:00 a 21:00 h. Domingos y festivos de 11:00 a 13:30 h. Lunes cerrado. | Entrada individual: 3 €; Niños (hasta 3 años): gratuito; Niños (de 4 a 16 años) estudiantes, carnet jóven y pensionistas: 1,50 €; Grupos (A partir de 15 personas por persona): 1,50 €
Barco Museo Esteban González
El Esteban González es un barco-museo en el que se recrea la auténtica y genuina vida a bordo de los pescadores de Santa Pola. Los visitantes podrán disfrutar de una visita guiada, accediendo a las partes más importantes de la embarcación. Dando a conocer el arte de pesca más relevante en el municipio, como es la pesca de arrastre. La vida a bordo y la vida en tierra y su importancia para el desarrollo económico y social del municipio.
Horario verano a partir del 1 de julio: Jueves, viernes, sábado y domingo de 18:00 a 22:00 h. (visitas cada hora, siendo la última a las 21 horas). | Entrada combinada Museo del Mar, Acuario y Barco Museo: Entrada individual: 7 €; Niños (hasta 3 años): gratuito; Niños (de 4 a 16 años) estudiantes, carnet jóven y pensionistas: 3,50 €; Grupos (A partir de 15 personas por persona): 3,50 €
Acuario
Es el más antiguo de la Comunidad Valenciana y posee 9 grandes acuarios. | Horario de Verano (Del 25 de junio al 31 de agosto) De lunes a domingo de 11:00 a 13:00 y 18:00 a 22:00 h. | Tarifas: Entrada individual: 3 €; Niños (hasta 3 años): gratuito; Niños (de 4 a 16 años) estudiantes, carnet jóven y pensionistas: 1,50 €; Grupos (A partir de 15 personas por persona): 1,50 €

Visita otros pueblos de la Comunitat