Ingenio e improvisación

Los actores Carles Castillo y Carles Montoliu. / lp
Los actores Carles Castillo y Carles Montoliu. / lp

El Teatro Talía de Valencia acoge 'Imprebís, un original espectáculo con música en directo y participación del público

NIEVES MARCOS VALENCIA.

'Veinte años no es nada', canta Gardel en 'Volver', y para la compañía L'Om-Imprebís parece que 25 tampoco porque exactamente cinco lustros lleva sorprendiendo a espectadores de todo el mundo con su espectáculo 'Imprebís', que a partir del próximo martes vuelve al Teatro Talía de Valencia. Creada por su director Santiago Sánchez con el nombre de L'Om-Teatre, el éxito del show que ahora se repone, estrenado con ese título en 1993, llevó a la compañía a rebautizarse. «Tanto en España como cuando salíamos de gira al extranjero la gente nos conocía por la denominación del espectáculo, y eso es lo que nos decidió a adoptar el título de la obra como apellido, pero sin perder nuestras raíces de Picassent y su olmo centenario, (L'Om)», recuerda a LAS PROVINCIAS su fundador.

En la obra 'Imprebís' los espectadores que lo desean escriben en un papel el tema que quieren que se aborde en la función. Los actores van extrayendo al azar los escritos y luego representan cómicamente su contenido.

Aclara Santiago Sánchez que este montaje teatral «no es una reposición» porque cada espectáculo es nuevo ya que los actores van improvisando en el escenario.

«Seguro que nos pedirán sketch sobre la resolución judicial de las hipotecas y Dolores de Cospedal»

- ¿Hilar argumentos improvisando durante una hora y media supongo que requiere mucho ingenio?

- Bueno, posiblemente es el trabajo más difícil de la compañía, pero también es cierto que se trata de uno de los espectáculos de más éxito.

- ¿Como director, dónde considera que está la clave del éxito después de tantos años?

- Yo creo que las claves son dos: que el espectador piense que es fácil y que tenga calidad. El mayor elogio para nosotros es cuando nos dicen que eso está preparado y ensayado, lo que significa que está bien hecho . Los actores Carles Castillo y Carles Montoliu contribuyen de forma muy importante también a esa calidad del espectáculo de la que hablamos.

- ¿De los temas que plantea el público para tratar en el show hay muchos surrealistas?

- Bueno, algunos sí que nos sorprenden. Una vez nos pidieron que los actores hicieran un sketch sobre la reproducción de las abejas búlgaras. Pero en general lo que más demandan los espectadores son temas relacionados con la actualidad, con sus situaciones personales y sus sentimientos. Este espectáculo de 'Imprebís' pienso que se ha convertido en un hecho histórico porque hay pocas obras que lleven 25 años en la cartelera teatral española con el reparto inicial y porque hemos ido contando la historia de España como en si fueran tiras de viñetas.

- ¿ Y en este momento de la actualidad española, qué temáticas cree que van a plantearles los espectadores para que desarrollen en el escenario?

- No te quepa duda de que seguro que propondrán cuestiones sobre la resolución judicial de las hipotecas, las grabaciones del comisario Villarejo o la dimisión de Dolores de Cospedal. Cualquier noticia que sea primera página de los periódicos suele plantearse en el teatro.

- ¿Hay alguna ciudad española que se resista más a su forma de hacer gracia?

- No, para nada, en todas las ciudades donde vamos nos reciben con mucho cariño.

- ¿Alguna situación que recuerde en especial?

- Sí. Una de las primeras veces que estuvimos en Ponferrada coincidió con el 'caso Nevenka', relacionado con la denuncia del acoso del alcalde de la localidad a una concejala. Cuando se sustrajeron los escritos con las preguntas del público en tres ocasiones salió ese tema tan delicado en la localidad. En las tres lo tratamos de manera diferente: primero de forma muy dura, en la segunda lo resolvimos con una especie de parodia y la tercera lo solucionamos con un gag de segundos. El público nos ovacionó y volvimos tres años seguidos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos