Guardianes del patrimonio

Alumnos de la escuela de verano. /
Alumnos de la escuela de verano.

Diversión y legado, una escuela de verano que garantiza que nuestra cultura y tradiciones prevalezcan al paso del tiempo

IVÁN GÓMEZ

Difusión Cultural lanzó a principios de junio la quinta edición de esta iniciativa que mezcla a la perfección la transmisión de valores culturales con la diversión para los más pequeños en los meses de verano.

Un 'entrenamiento' para los héroes y heroínas del futuro encargados de salvaguardar nuestras tradiciones. El campamento tiene el objetivo de potenciar los conocimientos artísticos, científicos, arqueológicos, gastronómicos y arquitectónicos en un marco de diversión y amistad.

La actividad está orientada a niños y niñas entre 3 y 6 años (grupo infantil) y entre 7 y 12 años (grupo primaria). La escuela de verano se realiza de lunes a viernes en diferentes puntos emblemáticos de la ciudad de Valencia y tiene un precio de entre 60 y 90 euros, dependiendo del tipo de actividad que se contraten, disponibles en sus redes sociales (Exdukere Difusión Cultural) y página web (didacultural.com). No hay cupo máximo de plazas.

La escuela de verano acerca la cultural general a los más pequeños de manera divertida

La semana del 22 al 26 de julio será la última de esta edición, aunque tendrá una prórroga del 2 al 6 de septiembre, destinada a los niños y niñas que no comienzan la escuela hasta mediados de mes.

¿Qué tienen preparado para la semana que viene? Silvia Prades, una de las organizadoras del evento, cuenta a LAS PROVINCIAS las actividades y los especialistas que acompañarán a los pequeños en el cierre de esta edición.

El lunes estará destinado a la arquitectura. Los participantes, acompañados de David Correa, diseñarán un jardín vertical con sus propias manos.

El martes se centrarán en la ciencia. La especialista Sandra Illobre enseñará a los pequeños cómo hacer joyas sobre minerales.

En el ecuador de la semana, Laura Acosta acercará el mundo de la arqueología con una actividad en la que los niños serán, por un día, los guías del Museo de Ciencias Naturales de Valencia.

El jueves gastronómico se basará en la experimentación con productos de la mano de Marisé García. Los peques harán bocadillos creativos, comida oriental etc.

Y el viernes la escuela cerrará las puertas con una jornada dedicada a la crratividad y al arte. El equipo del campamento ayudará a los participantes a fabricar un vehículo del futuro basado en la imaginación de los participantes. Cómo perfecto colofón, los pequeños construirán una cápsula del tiempo en la que introducirán los mensajes que no quieren que queden olvidados para las futuras generaciones. Esta cápsula quedará enterrada a la espera de que algún día sea encontrada.

Cada actividad constará de una masterclass de expertos, ya mencionados, para luego poner a prueba los conocimientos adquiridos mediante un taller práctico relacionado con la prueba.

El campamento base de esta iniciativa es el jardín de Viveros, un gran campo de experimentación donde se desarrollarán parte de las actividades, aunque fieles al estilo que les caracteriza, la organización hará salidas para visitar los espacios patrimoniales más singulares de nuestra ciudad.

Esta escuela de verano es la mejor opción si quieres que tus hijos e hijas absorban cultura y conocimientos durante los meses de verano. Además, la diversión está asegurada ya que comparten la experiencia con otros niños y hacen nuevos amigos.

Para participar, es necesaria la inscripción previa en los canales mencionados. Cada día del campamento los niños deben llevar fotocopia del SIP, almuerzo y comida, agua y elementos de protección solar. La organización atenderá todas las dudas que presenten los padres y madres.