Suntory, un buen japonés en el centro de Valencia

Distintas variedades de sushi. / lp
Distintas variedades de sushi. / lp

Inauguró en marzo y ya es referente del mejor sushi

Un nuevo restaurante japonés ha abierto sus puertas en Valencia, en concreto en el número 16 de la Gran Vía Marqués del Turia, a un paso de la calle Ruzafa. La decoración y mobiliario de sus comedores se han cuidado al máximo, ofreciendo confort al comensal y sumergiéndolo visualmente en la cultura japonesa. Mesas bien vestidas, loza oriental y buena cubertería completan esta propuesta tan atractiva en la que se ha cuidado hasta la música, obviamente acorde con el lugar y amable con el ambiente. La atención en sala se muestra cordial y profesional. Repasando la carta se encuentran algunas propuestas a tener en cuenta, ya que no son demasiado habituales en los restaurantes al estilo (descontando que el recetario japonés es muy extenso). Una propuesta importante de sushi, sashimi y nigiris domina la carta, donde no falta el udon de trigo o las gyozas tan en boga. Muy acertadamente, no incluyen entre su oferta de sushi el tan manido 'pez mantequilla', una forma poética de llamar al pescado conocido como palometa que, verbigracia, nunca se utilizó en Japón para hacer sushi. Vamos bien.

Pato de granja macerado

No puedo resistir probar la Sopa Tom Yam, originaria de la cocina tailandesa y de amplia profusión gastronómica en las costumbres de los japoneses (la consideran una de las tres mejores sopas). Esta es sencillamente extraordinaria, sobria y deliciosa a la vez y delicadamente picante, casi imperceptible. La sopa se prepara a base de mariscos y pescados, hierbas aromáticas, galangal (jengibre), guindilla y champiñones. Llega el momento de los nigiris, uromakis y sahimi. Aprobados todos con nota, dada la calidad del pescado y frutos del mar utilizados. Pruebo por primera vez los niguiris de salmón flambeados con salsa de anguila. Una maravilla y buena versión para los comensales que no se contentan con eso de comer `pescado crudo'. Ya no tienen escusa. Los Rollos de harina de arroz con salmón y verduras se presentan espolvoreados de coco. Una novedad sobre la que paso de puntillas para probar las Gyozas de Cerdo y Verduras, estas últimas cocinadas al dente, aportando sabor y frescura al bocado, bueno son dos. Presentan el Capricho de Pato con cierta pompa. Está cocinado al estilo yakitori y con piel muy crujiente, como toca. Me hacen saber que se le somete a una elaboración previa, macerándolo y de una sola pieza. A los postres me recomiendan una opción casera, el Helado de Té verde. Ligero y digestivo, nada dulzón. Seguimos con té en la tertulia, uno japonés, al estilo de con sus granitos de arroz tostados. El restaurante ofrece un buffet a la carta a mediodía por 13,95 euros y ese mismo a 16,95 euros los fines de semana. Si es por trabajo entre semana, mesa y mantel y pedir el menú del día por 10,50, incluye bebida. Para amantes de lo japonés, una opción recomendable.