La Ferrera, luz del Mediterráneo en la mesa

Chabe y Lola Soler. / lp
Chabe y Lola Soler. / lp

Este restaurante mantiene una gran oferta de arroces

PEDRO G. MOCHOLÍ

Si hay algo que siempre echo de menos cuando salgo de Valencia, es su luz y el Mediterráneo. Es cómo una energía que te trasmite un carácter abierto, simpático y cordial. Por ello, cuando estoy en casa, mis paseos por la playa son la mar de cotidianos.

Desde el centro de la ciudad, la playa de Pinedo está mucho más cerca de que usted puede pensar, sobre todo si la comparamos con las distancias que se recorren en ciudades como Madrid o Barcelona.

Además de su proximidad, la regeración de su playa y la oferta gastronómica que encontramos, es de las más sólidas de nuestras costas. Y se lo digo por la experiencia propia, pues me crié en la pedanía de La Punta, a escasos metros de la playa de Pinedo.

Chabe Soler, y su hermana Lola; las hermanas Soler nos ofrecen en La Ferrera, una consistente oferta gastronómica que se basa en recuperar una variada oferta de cocina de mercado y mediterránea.

Chabe ha ganado en experiencia, y los eventos que ha ido realizando con otras cocineros y cocineras en los llamados A 4 Manos, le han otorgado una consumada experiencia, y una gran solidez profesional.

Mientras que su hermana Lola, se consolida en la sala, desarrollando un servicio refinado y muy cercano.

Entre los nuevos platos nos propone un arroz con un nombre muy delicado 'Arròs de la Senyoreta'. Este nuevo arroz nace de un fondo tradicional con su sofrito, gamba rayada, galera y el toque ahumado que le proporciona la ñora (muy utilizada en Alicante), junto al arroz, Chabe incluye marisco pelado y alcachofas.

Delicado al tiempo que muy sabroso.

La Ferrera ha recuperado el tradicional Arroz a Banda, sirviendo su guiso madre antes que el arroz. Este arroz se sirve bajo reserva un día antes, Chabe tiene que pedir el pescado ex proceso para primero generar el caldo con que cocinará el arroz, el cual se sirve a la manera tradicional. Momentos antes, se sirve todo el pescado y todos los ingredientes que se han utilizado en la elaboración del caldo.

Mantiene una consolidad oferta de arroces, destacando sus clásicos: paella valenciana, del senyoret, de verdura, chipirones y ajos tiernos bogavante o de marisco. También mantiene el meloso de jabalí, alcachofas y trufa (ahora que comienza la temporada), el meloso de cangrejos y el arroz rojo de 'periquitos'; con camarón rojo.

En las entradas sigue destacando la delicadeza de las croquetas de calamar, langostinos y ajos tiernos, y la de potro y curry.

Frescura en su calamar a la plancha, en su fritura de pescado, o en su pulpo con crema de patata y berenjena a la llama.

Entre semana (salvo sábados y domingo) ofrece un generoso menús de mediodía con los siguientes platos: Ensalada de llisa en cebolla; Buñuelo de alcachofa, patata y ajoaceite de miel; Huevo a baja temperatura con setas de temporada y patata trufada, y para finalizar, Lola ofrece la posibilidad de elegir entre la Fideuá de «Periquito», con camarón rojo y calabaza, o el Arroz meloso de blanquet y butifarra. El postre suele ser un Mil Hojas de Boniato.

La proximidad con Valencia es mínima, y la vista que nos ofrece su comedor es inmejorable, el Mediterráneo. Una imagen que muy pocos restaurantes pueden ofrecer a escasos 5 minutos del centro de la ciudad. Enhorabuena.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos