Los mejores roscos de reyes que se pueden encontrar en Valencia

Vale la pena arriesgarse a que te toque el haba por disfrutar de este delicioso dulce. Varias pastelerías de la capital del Turia lo tienen como su producto estrella

M. G.
Vicente Pérez
1

Vicente Pérez

Ubicada en la calle Micer Mascó número 30 de Valencia, Dulces Pérez (de Vicente Pérez) elabora todos sus productos de forma artesanal. Uno de sus productos estrella son los roscones de Reyes que preparan con diferentes especialidades: rellenos de crema caramelizada, de trufa, cabello de ángel y nata.

Carlos Jericó
2

Carlos Jericó

La Rosa de Jericó es una de las paradas obligatorias en esta ruta por los mejores roscones de Valencia. Carlos Jericó es la cuarta generación de esta saga de pasteleros cuyo negocio celebró en 2015 su 125 aniversario. Disponen de una amplia variedad de dulces típicos de estas fechas como turrones, mazapanes o tortas rellenas. Pero son especialmente conocidos por sus roscones decorados con fruta confitada que parecen joyas reales.

Salvador Monplá
3

Salvador Monplá

Situada en pleno centro, llevan trabajando en el sector desde 1972 y Monpla es una de las pastelerías imprescindibles en Valencia durante estas fechas. Su dueño, Salvador Pla, fue elegido Pastelero Mundial 2018 en la categoría de «mejor confitero» durante el pasado verano. La clave del éxito de sus roscones es el mimo que ponen en la elaboración además de los ingredientes que utilizan, de primera calidad.

La Tahona del Abuelo
4

La Tahona del Abuelo

La Tahona del Abuelo es un horno artesano con varias generaciones de tradición. En el corazón del Cabanyal desde 1886, sus panes y pastas han hecho las delicias de los vecinos y visitantes. Es parada obligatoria para descubrir los dulces más típicos de la Comunitat en un barrio ya de por sí lleno de historia y tradiciones. Sus roscones sin rellenar o con chocolate, crema o nata atraen a cientos de vecinos a principios del mes de enero.

Montesol
5

Montesol

Nata de dos variedades, trufa artesanal y cabello de ángel son algunas de las variedades del roscón que elaboran en esta pastelería enclavada en pleno barrio de Monteolivete. Cada año suelen vender unos 200 de ellos y pasan la noche preparando cada uno de los encargos que han recibido a lo largo de la semana. Muy típica es la imagen de las largas colas alrededor del establecimiento durante el 5 y 6 de enero.

 

Fotos

Vídeos