Los chefs valencianos conquistan Amsterdam

Los chefs valencianos conquistan Amsterdam
VLC Turisme

Camarena, Bernd H. Knöller, Manuel Alonso y la familia Andrés seducen a los touroperadores europeos

Jesús Trelis
JESÚS TRELISValencia

La mítica ostra valenciana con horchata de galanga de Ricard Camarena; la mojama casera con la que Bernd H. Knöller te suele dar la bienvenida a su Riff; una espuma de hervido con pescadilla y judía verde encurtida de Manuel Alonso, que es todo un homenaje a la cocina de la Comunitat, o el salmonete de roca con suquet de barca de Miriam Andrés, que te mete de lleno en el Mediterráneo. Esas son algunas de las armas con las que estos cuatro cocineros, con Javier Andrés como maitre y maestro de ceremonias, han intentado seducir a cerca de noventa comensales implicados en el mundo del turismo y la gastronomía holandesa que se han dado cita en Tobacco Theater de Amsterdam. Una cita promovidada por la Fundación Turismo Valencia, con la concejal Sandra Gómez, presidenta de la misma, y el director gerente, Antonio Bernabé, al frente, que busca dar conocer los encantos de la gastronomía valenciana y, a su vez, los encantos de una ciudad en pleno auge turístico. Una Valencia dispuesta a batir todos los records de visitantes y a posicionarse como destino clave para los ciudadanos europeos.

«Nuestro objetivo es colocar a Valencia como destino gastronómico»

"Nuestro objetivo es colocar a Valencia como destino gastronómico porque hay elementos que nos permiten estar como tal dentro del mapa de España", aseguró Gómez antes de empezar el evento culinario. La teniente alcalde destacó la importancia que tiene el visitante holandés para la proyección turistica de la ciudad. Sus pernoctaciones subieron este año cerca de un 13 por ciento y el número de visitantes rozará un 20 por ciento más que el pasado año. Superará, de hecho, el techo de 100.000 holandeses. "Es un visitante que, además, tiene unos gustos que se encuandran a la perfección con lo que ofrece Valencia: turismo ecológico, con rutas con bicicleta y por la Albufera y gastronómico". Precisamente, este visitante, que suele viajar en familia y cuyo gasto medio está encima de buena parte de turistas de otros países, tiene como debilidad la gastronomía valenciana. "Es en lo que reconocen que más dinero se gastan", enfatizó Sandra Gómez.

Para conquistar todavía más holandeses para la causa turística de Valencia, el desmebarco en la ciudad de los canales ha sido de altura: cuatro cocineros que saben lo que es llevar una estrella Michelín en la solapa y cuatro cocineros con unas creaciones con mucho regusto valenciano. "Para ellos, para los cocineros, el turista holandés es muy importante", confesó Antonio Bernabé. De hecho, son clientes fijos en restaurantes de estrella Michelín. Y por eso, fue importante que ellos mismos, en el evento gastronómico, pusieran el acento en el producto valenciano como base de su cocina con estrella. En eso y en la nueva cocina valenciana, cocina de calidad, que puede convertirse "en la gran sorpresa" con la que se encuentre el turista cuando llegue a la ciudad del Turia.

Así lo explicó Javier Andrés, maitre de La Sucursal, quien resumió en cuatro claves el mensaje que quisieron transmitir a los profesionales del turismo en Holanda: la cocina valenciana hay que disfrutarla en el lugar ("la gastronomía viaja muy mal", remarcó), los vinos valencianos son caldos con una excelente proyección, la ciudad que van a descubrir es "amable y por sus características no les va ser ajena" y, por último, van a encontrar un clima que les a encandilar. "Creo que hay muchos puntos de conexión para que vengan a Valencia y se enamoren". Andrés destacó que la iniciativa va a tener larga vida y todo a punta a que, tras Londres y Amsterdam, ya se empieza a planear nuevos aterrizajes en ciudades europeas.

El viaje promocional a la turística ciudad holandesa sirvió también para mantener reuniones de trabajo con varios representantes del sector y, además, para que compañías valencianas pudieran realizar contactos con los invitados al evento. Entre las compañías: el Hotel Westin, Sercotel Sorolla, Casa Montaña o el Hotel Las Arenas. Y entre los invitados: Frank Oosdam y Gerben Hardeman, presidente y gerente de ANVR (Asociación de Touroperadores de Holanda), y Ana María Román, responsable de TurEspaña en el país de los tulipanes. Contactos, en cualquier caso, reforzados con la magia del blanquet con jugo de 'fesols i naps' de La Sucursal, que te mete de lleno en el corazón de Valencia; con un arroz meloso con levadura de cerveza, champiñones y cacahuete del Riff, que te lleva a la Albufera; con el pastel de calabaza con yogurt y jengibre (otra de las joyas de la factoría Camarena), o con el taco de manzana asada con toffe y cardamomo de Casa Manolo. Armas de cocina para dejar bien patente que la gastronomía valenciana tiene suficientes argumentos como para convertirse en un motivo de peso para visitar su Comunitat. Argumentos llenos de sabor, cultura y raíces para que la cocina valenciana rompa, por fin, todas las fronteras

 

Fotos

Vídeos