L' Estany de Nules, relax en la naturaleza

Playa. La costa se ubica cerca del estanque, que cuenta con mesas. / lp
Playa. La costa se ubica cerca del estanque, que cuenta con mesas. / lp

El enclave se encuentra rodeado de marjales litorales que invitan a pasar un día agradable

UISO CRESPO

Se acerca el final del verano y es el momento de buscar los planes que no se han podido realizar durante las semanas previas. Las buenas vistas que ofrece la naturaleza hace que algunos se decanten por opciones atractivas como es el Paraje de l'Estany de Nules (Castellón) que es uno de los grandes reclamos de la costa mediterránea.

Es un lugar que permite olvidarse de los problemas antes de dar comienzo a la nueva temporada que está a punto de llegar. Por eso este paraje, que cuenta con una superficie de 2,7 hectáreas, es uno de los más característicos y queridos para los vecinos de Nules. Deja huella a quienes lo visitan gracias a que se muestra un aprecio innegable que la gente de la población le procesa, en su uso recreativo y educativo. Bajo estas premisas se define un rincón idóneo para desconectar y sacar alguna que otra fotografía para luego presumir en redes sociales.

Los visitantes habituales destacan la importancia de las 'marjales litorales', debido a que «constituyen un sistema acuático natural localizado en la franja limítrofe entre el continente y el mar, y en la cual participan elementos biológicos de los dos sistemas y también elementos propios». Esto ofrece una «gran riqueza biológica determinada por una gran abundancia y diversidad de especies».

El aprovechamiento agrícola, junto con el desarrollo turístico y urbanístico que han sufrido durante los últimos decenios las costas valencianas, ha provocado una reducción de la extensión de los marjales litorales en una gran parte de su superficie, hasta convertirlas en auténticos lugares testimoniales.

Por este motivo, el Ayuntamiento de Nules, sabedor del gran valor sentimental, natural y ecológico de este lugar, decidió en su momento iniciar las gestiones para garantizar su conservación y que así más turistas se acerquen a apreciarlo.

Es sin lugar a dudas un espacio muy tradicional, debido a que hay que rebuscar entre documentos históricos para comprobar que la primera noticia hace referencia al año 1342. Estuvo en manos privadas hasta 1575, momento en el que el Consell de la Vila decidió comprarlo por 120 libras libres de impuestos a un particular. Lo hicieron con el fin de afrontar la necesidad de utilizar dicho paraje para embalsar el cáñamo.

En sus inicios este paraje se empleaba para pescar, además de para el tratamiento del cáñamo y lino para extraer la ficha de dichas plantas. Para esa última utilidad, el Consell arrendaba una zona del paraje, en la cual solo podía pescar el arrendador, mientras que en el resto, bajo ciertas condiciones, podían pescar los vecinos de la Vila e incluso forasteros.

Cabe destacar también que l'Estany de Nules fue declarado Paraje Natural Municipal por Acuerdo, el 3 de diciembre de 2004, del Consell de la Generalitat Valenciana.

Temas

Nules