Deporte de playa

Deportistas en una de las clases. / fdm
Deportistas en una de las clases. / fdm

En verano no sólo se toma el sol, la Fundación Deportiva Municipal organiza actividades gratuitas en la Malvarrosa

ALEJANDRO MARTÍ

En la playa también se hace deporte. La operación bikini no acaba el 30 de junio. El período estival es un momento perfecto para levantarse de la tumbona y apretarse un poco las zapatillas. Además, ya no hay excusas para no ejercitarse. La Fundación Deportiva Municipal (FDM) acerca a pie de playa todo tipo de actividades deportivas: taichí, pilates, 'fittnes', yoga, 'cross training'... Y todas ellas gratis. El que no hace deporte es porque no quiere.

Se trata de la quinta edición de esta iniciativa municipal que nació en 2014 y que va a tener lugar hasta el próximo día 31 de este mes en la playa de la Malvarrosa, en concreto en la Instalación Deportiva Municipal de Valencia de Voley Playa. Empar Torres, una de las organizadoras y profesora de taichí, asegura que cada año acude más gente para participar de las sesiones y afirma que «hay un crecimiento constante». Además, cifra el número de asistentes por sesión en «unos 45 o 50 de media».

Asistentes en una de las sesiones en la Malvarrosa.
Asistentes en una de las sesiones en la Malvarrosa. / FDM

La climatología no es un impedimento para llevar a cabo los ejercicios. Las clases tienen lugar en horarios en los que el calor no es sofocante. Por las mañanas se realizan entre las 9.00 y las 11.00, y por las tardes entre las 19.30 y las 21.30. Cada sesión dura una hora, por lo que el esfuerzo se concentra en breves períodos de tiempo para no alargar excesivamente la actividad y evitar golpes de calor o desmayos.

Además, la brisa marina de la playa reduce considerablemente la sensación térmica de los deportistas. No obstante, la organización recomienda el uso de vestimenta ligera y deportiva, así como contar con una botella de agua fresca para poder refrescarse en los descansos.

El profesorado es profesional y con amplia experiencia. De hecho, es el mismo que durante el año imparte las clases organizadas por la Fundación Deportiva Municipal en los polideportivos municipales, por lo que adaptan el ritmo y la exigencia del ejercicio en función del público asistente.

La actividad es apta para todos los públicos, y no se exige una edad mínima ni máxima para participar. Tampoco es necesario haber hecho deporte recientemente ni tener un buen tono físico. Todo el mundo puede participar. Lo único imprescindible son las ganas de hacer deporte. Y es que el ritmo no para en las sesiones que, aunque únicamente duren una hora, tienen una intensidad muy elevada. No obstante, no es obligado participar de la clase completa, por lo que cada uno puede incorporarse a su ritmo.

Pilates en Bibliomar

A lo largo del verano también van a tener lugar otras iniciativas deportivas en la playa de Valencia. Una de ellas es la actividad de pilates que se organiza todos los lunes y miércoles en el recinto de Bibliomar, la biblioteca habilitada en la playa del Cabanyal, a partir de las 9.15 horas de la mañana.

Por otra parte, el programa de Actividad Física y Salud se ha trasladado a la playa durante el periodo estival, en lugar de hacerlo en el Jardín del Turia en las inmediaciones del Palau de la Música, como se ha hecho durante el año.

Una de las profesoras imparte una de las sesiones.
Una de las profesoras imparte una de las sesiones. / FDM