Aquelarre visual

B. CRESPO.

La presencia de la siempre impresionante Tilda Swinton en la nueva 'Suspiria', visión renovada del clásico de Dario Argento de 1977, presagia un alto grado de inquietud en la cinta del italiano Luca Guadagnino ('Call Me by Your Name'). Swinton encarna cuatro roles y hiela la sangre con una simple mirada, enfrentada a Dakota Johnson, verdadera reina de la función en una interesante muestra de terror emocional, tan imperfecta y sugestiva como el material de partida de Argento.

De evidente cuidado formal, lastrada únicamente por un metraje excesivo (152 minutos) y un subrayado innecesario en algunos pasajes, la propuesta de Guadagnino, ambientada en una singular academia de danza en la Alemania en los años 40, se apunta al cine de sensaciones.

Describe un majestuoso aquelarre, una ceremonia diabólica que pretende desconcertar desde la primera secuencia. Zooms que recuerdan al cine de los años 70, un uso meditado del salto de eje y un desprecio consciente del raccord permite al director retratar el horror en estado puro, con un clímax aniquilador cercano al videoarte. Atención a la angustiosa música de Thom Yorke, líder de Radiohead.

Esta nueva versión cuenta con guión de David Kajganich y en el reparto del filme junto a Dakota Johnson, están Tilda Swinton, Mia Goth y Angela Winkler.

 

Fotos

Vídeos