Las Aguadoras de Viveros: una obra del artista fallero Octavio Salvador Vicent

Las Aguadoras, grupo escultórico en bronce./Flickr: Antonio Marín Segovia
Las Aguadoras, grupo escultórico en bronce. / Flickr: Antonio Marín Segovia

En la Exposición de Bellas Artes de Madrid de 1950 le fue concedida Primera Medalla de Escultura

CLARA ALFONSOValencia

Los Jardines de Viveros se ha convertido en el auténtico corazón verde de la ciudad de Valencia. Este maravilloso espacio al aire libre, se constituye como uno de los lugares más visitados por los valencianos, que deciden disfrutar de su tiempo libre en el jardín más emblemático de la ciudad.

Entre los más de 2.700 ejemplares arbóreos, se encuentran gran cantidad de esculturas, obra de auténticos maestros, que adornan y llenan de vida el lugar. Entre ellas, destaca el grupo escultórico 'Aguadoras', dos figuras independientes realizadas en bronce.

¿Dónde está?

En el interior de los Jardines del Real o Viveros, en la explanada llamada de la 'rosaleda', limitada por la frondosa arboleda de los paseos, la verja exterior, el jardín neoclásico del Museo de Bellas Artes y el estanque-cascada, contrasta sobre el verde césped y la exuberante nota colorista de las flores, la obra de Salvador Octavio Vicent.

Se encuentra en la explanada de la 'rosaleda'.
Se encuentra en la explanada de la 'rosaleda'. / Flickr: Antonio Marín Segovia

Se trata de dos figuras femeninas desnudas, emplazadas en el interior de una alberca circular, representadas de pie y a tamaño mayor que del natural, que cuentan con una vasija de agua sobre su cabeza; una la sujeta únicamente con la mano izquierda, la otra, con las dos manos alzadas y con el pie izquierdo apoyado en una piedra.

¿Cuándo se creó?

Se trata de un grupo escultórico fundido en bronce, obra del escultor y artista fallero Salvador Octavio Vicent Cortina (1913-1999), que forman parte del lugar desde 1972. 

Detalle del grupo escultórico, obra de Octavio Vicent Cortina.
Detalle del grupo escultórico, obra de Octavio Vicent Cortina. / Flickr: Antonio Marín Segovia

En la Exposición Nacional de Bellas Artes de Madrid de 1950 le fue concedida Primera Medalla de Escultura al artista valenciano por la composición de estas dos figuras.

¿Por qué es curiosa?

En un principio, eran dos originales en escayola, ofrecidas gratuitamente por el escultor, destinadas a ornamentar la fuente monumental que existía en la Plaza de la Reina.

En un principio eran dos originales de escayola.
En un principio eran dos originales de escayola. / Flickr: Antonio Marín Segovia

Sin embargo, se propuso que estas fueran fundidas en bronce por Luis Bravo Miguelañez y que se ubicaran en el nuevo jardín de Viveros. En 1970 se emplazó allí una a título definitivo y otra en la Casa Consistorial. No fue hasta 1972 cuando figuraron ambas juntas en la ubicación actual.