«La cultura aquí importa un carajo»

Martiño Rivas y Megan Montaner en el rodaje de la película. /
Martiño Rivas y Megan Montaner en el rodaje de la película.

David Menkes El madrileño dirige un reparto muy joven en el filme 'Por un puñado de besos'

R. GONZÁLEZ

El madrileño David Menkes, codirector junto a Alfonso Albacete de títulos como 'Más que amor, frenesí', 'Sobreviviré' o 'Mentiras y gordas', escribe y dirige en solitario 'Por un puñado de besos', adaptación de una novela del catalán Jordi Sierra i Fabra, en la que repite con Ana de Armas.

¿Se le ha hecho extraño dirigir sin su compañero habitual?

El cine es mi hábitat natural y siempre un trabajo en equipo. Obviamente cuando trabajas con otra persona compartes las ideas con él. En ese sentido podría ser mi película más personal.

Es su primera adaptación.

Sí, y también la primera vez que se lleva una obra de Jordi Sierra i Fabra al cine. Es bastante fiel tanto a la novela como al personaje de Jordi y su espíritu.

Vuelves con Ana de Armas.

Es una de las mejores actrices de su generación. Procede de Cuba, donde la cultura es una especie de opio para el pueblo, no como aquí que nos importa un carajo. Posee la fragilidad, la belleza y la dureza que necesitaba el papel de Sol.

Sus películas suelen estar dirigidas a esos jóvenes.

Las etiquetas no me gustan. Uno siempre quiere abarcar al mayor público posible. Detrás de la historia que cuenta hay un poso social muy interesante para los adultos. Además puede servir para hacerles recordar la adolescencia, en la que se hacen y dicen cosas que pueden parecer ridículas.

Pero aquí habla de un tema muy serio, el VIH.

En Málaga la película fue reventada por críticos, blogueros y pseudoperiodistas por los diálogos y en la historia de amor. La adolescencia es ridícula. Cuando nos enamoramos por primera vez decimos tonterías. Lo importante del filme no es eso sino un tema que sigue siendo tabú en muchos países, el contagio del VIH, que cada vez afecta más las chicas heterosexuales. Hemos intentado hablar de esto desde una perspectiva vitalista. No me gusta hablar de mensaje pero en este caso creo que hay uno muy claro: «jóvenes, haced lo que queráis pero protegeros».

¿Qué le parecieron las criticas a 'Mentiras y gordas'?

Normalmente no he recibido buenas críticas. 'Mentiras y gordas' se utilizó políticamente en contra de la ministra de Cultura (Ángeles González Sinde) por haber participado como guionista. Es bueno que haya crítica pero creo que hay una línea roja que la separa de la saña. 'Por un puñado de besos' necesita una mirada sin complejos.

'Mentiras y gordas' fue el taquillazo de 2009.¿Qué opina sobre 'Ocho apellidos vascos'?

Es maravilloso que una película haga reír al ciudadano durante hora y media en los tiempos que corren, aunque sea de los tópicos. El éxito de esta película es bueno para la industria. Me alegro muchísimo por su guionista, Borja Cobeaga. En cuanto a 'Mentiras y gordas', creo que triunfó por acordarse de un sector que estaba olvidado, el público joven.