Kia Niro: Un SUV a la última moda

Típico aspecto frontal de los Kia más modernos./
Típico aspecto frontal de los Kia más modernos.

El Kia Niro lo tiene todo para triunfar como crossover y como híbrido, con tecnologías de alta calidad y una gran comodidad

NACHO MARTÍN-LOECHES

Tal y como está la moda del mercado del automóvil actualmente, podemos afirmar que el Kia Niro se adapta a las exigencias de los compradores: es amplio, versátil, cómodo y ecológico, además de tener un diseño atractivo, poco más se le puede pedir. Desde el primer día en el que nos subimos a este vehículo de la marca coreana, no nos dejó indiferentes y, cada día, nos sorprende más con las cualidades que presenta nuestro modelo Emotion, que tiene un competitivo precio de salida de 27.426 euros.

Atractivo y juvenil

Uno de los aspectos que caracterizan al Kia Niro es su tamaño compacto pese a ser un SUV, y es que a primera vista, aunque no nos parezca que tenga un gran tamaño, tiene un espacio interior sobradamente grande y cómodo para cinco personas. Su maletero tiene una capacidad de 401 litros, pero si abatimos la fila trasera de asientos, podemos obtener hasta 1.400 litros.

Su diseño exterior es bastante moderno, y la parte trasera le da un toque de personalidad juvenil gracias al diseño de sus faros, el pequeño alerón situado encima del portón y la antena con forma de aleta de tiburón.

Un buen ecológico

A pesar de que también existe la versión híbrida enchufable, nuestra unidad de pruebas tiene un motor híbrido 1.6, que combinando la potencia del motor de gasolina y el eléctrico obtenemos 141 caballos que se comportan muy bien tanto por ciudad como por carretera.

Este modelo cuenta con una caja de cambios automática de seis velocidades y acelera de cero a cien kilómetros por hora en once segundos y medio. Su consumo es muy contenido y, realizando una conducción normal por ciudad y carretera, nunca llegó a marcar la cifra de seis litros y medio a los cien.

Tecnología óptima

Si además de sus atributos estilísticos y técnicos le sumamos el equipo multimedia y de seguridad, nos encontramos ante un coche realmente competitivo. Este modelo cuenta con ayudas a la conducción como el aviso y corrector de salida de carril, control de velocidad por radar, aviso de ángulo muerto, o ayudas al aparcamiento como la cámara de visión trasera proyectada en la pantalla táctil central de ocho pulgadas. A través de esta pantalla también se controla el navegador -de muy fácil manejo y efectivo-, además de otras opciones multimedia como la música, que se escucha a través de un excelente equipo de sonido de la marca JBL.

Nos ponemos al volante

Arrancamos el motor y el silencio nos sorprende. Al iniciar la marcha, notamos que estamos en un coche muy suave tanto en la aceleración como en los giros, y no nos supone ningún problema meter o sacar el coche en zonas estrechas de aparcamiento.

Su aceleración es muy progresiva y el cambio automático es muy suave, casi ni se nota. Esta suavidad también se ve plasmada en las suspensiones, acudimos hasta L'Eliana -lugar desde donde hicimos las fotos del Niro- y nos encontramos con algunos terrenos irregulares que superamos sin ningún problema. Para acudir allí, por carretera, probamos el sistema de aviso y corrección de salida de carril, que funciona muy bien. Además, cuando quitamos las manos del volante, el coche emite un aviso tanto sonoro como escrito en el cuadro de mandos. Por ciudad, aprovechamos la tecnología híbrida de este coche para ahorrar al máximo pisando lo menos posible el acelerador y optimizando las frenadas, nuestro consumo es muy bajo y las sensaciones inmejorables para un coche de 27.426 euros.

Por terrenos irregulares el Niro también cumplió nuestras expectativas.
Por terrenos irregulares el Niro también cumplió nuestras expectativas.

Fotos

Vídeos