De San Sebastián a La Rochelle, a lomos de la nueva Suzuki V-Strom 650XT

De San Sebastián a La Rochelle, a lomos de la nueva Suzuki V-Strom 650XT

Se trata de una de las opciones más interesantes en el segmento de las trail medias, gracias a su buen comportamiento, consumo ajustado y un precio competitivo

ANDRÉS VIEDMA

Cuando Suzuki nos planteó la prueba de la nueva V-Strom, lo cierto es que pensamos en probar la grande, es decir la 1000 para disfrutar de lo lindo de un viaje corto, unos 1.000 kilómetros. Como la 1000 estaba ocupada, nos enviaron la 650XT. Gran acierto, ya que la moto es una auténtica gozada. Sin duda, cuando probemos la 1000 será todavía mejor

Centrándonos en la V-Strom 650XT, se trata de una moto recomendable a todo aquel que quiera realizar trayectos de una cierta distancia y, además, le atraiga salir de la carretera y disfrutar por los campos. Aunque, en esta ocasión, no hemos salido mucho de carretera -la prueba la habíamos planteado así-, no lo es menos que esta moto es apta absolutamente para el «off-road».

Para nuestra prueba, salimos desde San Sebastián con destino a La Rochelle, el hermoso puerto cuna de la navegación deportiva francesa. Son unos 1.000 kilómetros de carretera por autopista recorriendo rutas de alta velocidad y carreteras nacionales que permiten apreciar las cualidades ruteras de esta moto.

Recorrimos el área de La Rochelle, la Isla de Ré (con sus más de 45 km de punta a punta), degustamos los exquisitos mejillones (moules) y disfrutamos de unos recorridos muy atractivos por carreteras sinuosas bordeando la costa, una zona muy recomendable.

Cualidades de la V-Strom 650XT

La nueva Suzuki V-Strom 650XT destaca por su frontal, con un diseño de «pico pato» que evoca el de la DR-Z, participante en el Paris-Dakar de 1988. Además su doble óptica delantera multireflector con bombillas halógenas se conserva, mientras que las formas del nuevo guardabarros delantero permiten la entrada directa de aire al radiador, a la vez que ejerce de protector de la horquilla.

Incorpora llantas de aluminio de radios, que absorben los impactos a baja o alta velocidad mucho mejor que las convencionales de aluminio de tres palos, mejorando así la manejabilidad y fiabilidad de la moto en conducción «off road». Las llantas montan neumáticos radiales mixtos sin cámara en medidas 110/80-19 delante y 150/70-17 detrás, los mismos de la V-Strom 650 estándar, que ofrecen buen compromiso asfalto-carretera, y durabilidad-agarre.

La ergonomía y posición de conducción, el recorrido y tarados de las suspensiones, el motor bicilíndrico en V a 90º, con su potencia de 67 caballos y gestión electrónica, el desarrollo interno de la caja de cambios y de la transmisión, etcétera, son iguales a la versión estándar.

Suzuki V-STROM 650 XT 2015

FICHA TECNICA

Motor, 4 tiempos

2 cilindros a 90 grados V-twin

Cilindrada: 645 c. c.

Potencia máxima: 69.0 cv

Par motor máximo: 60.0 Nm

Número de marchas: 6

Suspensión delantera: Telescópica, muelle helicoidal

Suspensión trasera: Tipo de enlace, muelle helicoidal

Freno delantero: Doble disco de 310 mm de diámetro

Freno trasero: Disco de 260 mm de diámetro

Neumático delantero: 110/80R19

Neumático trasero: 150/70R17 M/C

Capacidad depósito combustible: 20 litros

Longitud: 2.290 mm

Anchura: 830 mm

Altura: 1.045 mm

Distancia entre ejes: 1.560 mm

Altura del asiento: 835mm

Distancia libre al suelo: 175 mm

Peso: 188.0 kg

Una vez nos ponemos en marcha, a pesar de su aspecto imponente, es muy manejable y fácil de maniobrar tanto en parado como a baja velocidad.

Aun siendo de baja estatura se llega con los dos pies al suelo, pero por si acaso, Suzuki ofrece opcionalmente un asiento 20 mm más bajo, y otro 20 mm más alto, para los más corpulentos. Uno se acopla fácilmente y maneja la moto sin problemas, a pesar de que la moto no es para un uso diario en ciudad; se puede utilizar, pero no es su hábitat natural a pesar de su amplio giro de manillar o el agradable tacto de mandos y motor. Esta moto esta hecha para rodar en libertad, la pantalla y la compacta carrocería ofrecen una satisfactoria protección aerodinámica. Piloto y pasajero perciben pocos ruidos de viento y turbulencias.

En las carreteras francesas, próximas a La Rochelle o cruzando los ríos Garona o Gironde a su paso por Burdeos, el viento pega duro y cruzando los puentes de estos ríos o adelantando camiones, la conducción es delicada y esta moto sale con buena nota. Monta pantalla regulable en tres posiciones para adaptarse a la estatura del piloto, la posición de conducción y el tipo de carretera sobre la que se transita; su ajuste se realiza desmontando y montando cuatro tornillos.

Detrás, el escape con salida elevada está perfectamente alineado con el asiento y viene equipado con un protector plateado. No molesta al pasajero en ningún momento, al igual que la práctica parrilla portaequipajes de plástico con alfombrilla antideslizante, que permite una buena capacidad de carga, además de servir de base para la instalación de los anclajes del baúl trasero (disponible, como otros muchos componentes, como accesorio opcional).

Nuestra moto no llevaba baúl pero con la parrilla trasera nos arreglamos a la perfección, claro que circulábamos dos motos y un pasajero en cada una de ellas.

Por lo que se refiere a la instrumentación, es de fácil lectura y muy completa, con pantalla digital de buen tamaño, regulable en iluminación e información que incluye la marcha engranada, consumo medio, velocidad, cuentakilómetros total y doble parcial, temperatura del refrigerante, reloj horario y nivel de combustible. Los testigos led incluyen un práctico indicador de alerta de hielo en la carretera, lo que unido al termómetro de temperatura ambiente te mantiene informado de las condiciones del asfalto. El cambio entre las diferentes informaciones se realiza mediante un interruptor situado en el puño izquierdo.

También incorpora el testigo del SAIS (Suzuki Advanced Immobilizer System), un sistema de inmovilización que previene el robo gracias a una llave de contacto codificada electrónicamente.

En cuanto a detener la moto, el sistema de frenada incluye doble disco delantero mordido por pinzas de doble pistón que ofrece una frenada progresiva muy eficaz. Detrás también es progresivo y están ayudados por un ABS muy práctico en asfalto, pero no sobre tierra, cosa lógica ya que las distancias de frenada se alargan y el piloto no controla tanto el comportamiento de la moto. Sería mejor si fuera desconectable, pero no lo es.

Al igual que los frenos, el resto no varía. La horquilla, progresiva y firme, da confianza al abordar los virajes y detrás ocurre lo mismo. La sensación es de conducción segura y cómoda.

Su motor es una gozada. Tiene buenos bajos y medios, muy prácticos en ciudad y al rodar por zonas viradas a ritmo variado. En cuanto a potencia se refiere, ofrece 67 caballos y con su peso de 188 kilos se consigue una relación peso/potencia muy apropiada.

Destaca el buen tacto de su caja de cambios, con relaciones bastante cortas hasta la quinta velocidad, y los consumos, algoque sin duda se agradece a la hora de afrontar largos desplazamientos. Así, gracias a su sexta velocidad muy larga podemos conseguir consumos muy contenidos, en torno a 5,7 litros de media en recorridos a ritmo vivo. Por si fuera poco, dispone de un depósito de gasolina de 20 litros, lo que permite autonomías muy apropiadas para viajar.

Buen comportamiento

Como conclusión a la prueba, decir que en los más de 1.500 kilómetros que hemos recorrido nos ha gustado mucho el comportamiento general de la moto, que la coloca como una de las opciones más interesantes en este segmento, con unos consumos muy ajustados y una estabilidad en carretera excelente. Su diseño es de corte aventurero marcado por su frontal pico-pato y las llantas de radios, mucho más resistentes al rodar aunque sea a ritmo tranquilo en pistas de tierra- aunque no varía en exceso a su antecesora, pero gusta.

En definitiva, mantiene un excelente equilibrio dentro de las trail medias, al ofrecer en buenas dosis de comodidad, prestaciones, y estabilidad. Esto te da confianza y seguridad a la hora de circular, y en consecuencia calidad de rodadura.

Su precio parte de 8.999 euros, afinado para el mercado y su competencia.

 

Fotos

Vídeos