Hyundai Tucson: Un 'runner' preparado para el trail

El Tucson tiene carácter campero, incluso en estas versiones más ruteras./
El Tucson tiene carácter campero, incluso en estas versiones más ruteras.

Aunque le gusta más el asfalto, el Tucson se siente cómodo cuando sale por rutas camperas, aunque con moderación

REDACCIÓN MOTOR

Todo buen 'runner' busca mejorar sus registros en asfalto, pero nunca se niega a participar en una bonita carrera de trail. Lo mismo le pasa a nuestro protagonista. El Tucson se ha renovado con un uso más adaptado a la carretera. Llantas más grandes o una terminación interior más premium que 'campera' están entre las mejoras pero ¿significa eso que el SUV de Hyundai no se atreve con los caminos? En absoluto, incluso sin las 'zapatillas' adecuadas, el Tucson es capaz de disfrutar de jornadas fuera de la carretera sin problemas, aunque no se trate de marcar buenos registros. Para ello tiene una preparación física con mucho fondo. La tracción total y el cambio automático permiten concentrarse únicamente en la conducción, evitando los grandes baches para no dañar las llantas, confiando en el cambio para obtener el mejor rendimiento del motor y en el control de descenso para las bajadas más difíciles. Para los atolladeros, un botón bloquea el reparto de fuerza entre los dos ejes.

En estas condiciones el Tucson disfruta de buenas protecciones de carrocería, tanto en los pasos de rueda como en los bajos de los paragolpes, también cuenta con cámaras de visión periférica, perfectas para ver ese obstáculo que los sensores no detectan, pero que nos puede costar un disgusto en las maniobras.

En este terreno, que el coche sea gasolina supone un plus de cara a disfrutar de la naturaleza por su escaso sonido, aunque si somos muy 'de campo', conviene valorar la versión diesel, en este caso no sólo por el ahorro en combustible, sino porque la mayor autonomía nos permitirá llegar un poco más lejos cuando vayamos por caminos o realizar más kilómetros sin pensar en el repostajes.

Si nos decidimos por el Tucson gasolina, esta versión tiene los consumos ajustados dentro de su clase, al ofrecer la potencia de un buen motor dos litros con una cilindrada de 1.6 más ajustada. En cuanto a precios, un Tucson tope de gama tiene una tarifa adecuada, pero los más sencillos son muy económicos.

Los retoques le sientan bien al Tucson, por el que no pasan los años.
Los retoques le sientan bien al Tucson, por el que no pasan los años.