Jeep Wrangler: Referente todoterreno

Con tres o cinco puertas, el Wrangler tiene un diseño inconfundible./
Con tres o cinco puertas, el Wrangler tiene un diseño inconfundible.

Descubrimos las novedades del Jeep Wrangler, un 4x4 que ha mejorado su diseño y prestaciones sin perder su personalidad más 'campestre'

MARIO ESCATGerona

Nos desplazamos hasta Calonge, en Gerona, para poder probar los nuevos modelos 2019 de la gama Jeep, y, como es lógico, comenzamos por el gran icono de la marca, el más puro todo terreno 4x4, el Wrangler.

Más práctico

El Jeep Wrangler -en su nueva generación JL- se ofrece con dos carrocerías de tres y cinco puertas con 4,29 y 4,85 metros de longitud, respectivamente. La más larga, se denomina 'Unlimited'. Sin duda, la principal virtud de este 4x4 sigue siendo su chasis de doble viga con travesaños y ejes rígidos y el empleo de aluminio en capó, puertas, paragolpes y marco del parabrisas, lo que contribuye a rebajar el peso total y facilitar el desmontaje de las mismas.

Dependiendo de la versión que elijamos, sus precios varían desde los 54.000 a los 61.200 euros. Ofrece motores gasolina y diésel, y en 2020 estrenará versión híbrida-enchufable

Estéticamente se mantiene el estilo Jeep y destaca la incorporación de nuevos faros de mayor tamaño y redondos en su interior, que se ubican más cercanos a la parrilla de siete franjas verticales, en una imagen más cercana a los antiguos 'Willlys'. También las luces diurnas se desplazan a los extremos del frontal e incorporan tecnología led.

El techo de este Wrangler puede ser de lona o rígido. El de lona se puede abrir como si fuese un descapotable, mientras que el rígido de plástico, no de metal se puede desmontar en tres piezas. Para la variante más larga, el Unlimited, existe la opción de un techo con lona de plegado eléctrico. Ambas puertas pueden desmontarse fácilmente por una persona y el parabrisas es abatible, ahora con el espejo retrovisor situado en la barra antivuelco. Como curiosidad, el interior de este Wrangler es completamente lavable con unos orificios que hacen de desagüe, por lo que se puede limpiar hasta con manguera, detalle habitual tras un día de barro, nieve o 4x4.

Bien equipado

Con cuatro centímetros más de distancia entre ruedas la habitabilidad ha sido mejorada, y ahora incorpora un equipamiento más abundante, tanto de serie -muy completo- como opcional. La pantalla táctil puede ser de 7 o de 8,4 pulgadas, y es compatible con los sistemas multimedia Apple CarPlay y Android Auto. Además, tiene un nuevo volante y unas elegantes costuras de cuero en el salpicadero. Destaca entre el equipamiento el acceso sin llave, detección y aviso de ángulo muerto en retrovisores, que ahora son calefactables de serie, avisador de cambio de carril o calefacción en asientos y volante, entre otros.

Aumento de potencia

Para el Wrangler, Jeep oferta nuevas motorizaciones, ya que si en la generación anterior solo estaba disponible en España con un turbodiésel 2.8 CRD de 200 CV, ahora se ha sustituido por un 2.2 litros diesel -el mismo del SUV Alfa Stelvio- que mejora sensiblemente su par motor. En gasolina se ofrece un propulsor dos litros, también turboalimentado, que rinde 270 CV. Ambos propulsores cumplen sobradamente la vigente normativa de emisiones, reducen el consumo hasta en un quince por ciento y llevan sistema 'start-stop'. Las dos versiones montan un cambio automático de ocho relaciones de tipo convertidor de par de brillante rendimiento. Para 2020, se anuncia la llegada de un híbrido enchufable.

Más moderno, pero con palanca para las reductoras.
Más moderno, pero con palanca para las reductoras.

Hay tres versiones disponibles: Sport, Sahara y Rubicon. Las dos primeras son las que están más orientadas a su uso mixto -asfalto y campo-. Ambos equipan una tracción que incorpora reductora y monta de serie unos neumáticos más de asfalto, mientras que el Rubicon es el que está más enfocado a un uso fuera de carretera, y utiliza el sistema de tracción total con posibilidad de bloqueo de ambos diferenciales, con una reductora de mayor relación, ejes rígidos más resistentes y la posibilidad de desacoplar la barra estabilizadora delantera con solo accionar un botón en el salpicadero.

A prueba

Pudimos probarlos en un trazado muy exigente de todo terreno durante casi una hora de cuestas, barro y grandes obstáculos, siempre a los mandos de una unidad con motorización diesel y acabado más alto, el Rubicon. Lo primero que apreciamos es la clara mejora en la calidad y presencia de sus acabados, con unos plásticos de superior tacto y presencia, así como la posición de conducción. En marcha, notamos una clara mejora en lo que a confort de marcha y amortiguación se refiere, que absorbe muy bien todo tipo de irregularidades del terreno, así como una mayor agilidad y docilidad a la hora de abordar curvas de medio y pequeño radio.

En lo que respecta al motor, la ganancia de rendimiento a bajas revoluciones es muy apreciable, y el cambio automático, aunque algo ruidoso, es muy progresivo.

En las zonas más 'imposibles' y trialeras, el nuevo Jeep Wrangler hace honor a su fama, y las transita de modo asombroso, confirmando que se trata de uno de los mejores todoterrenos disponibles a día de hoy en el mercado automovilístico. En general este nuevo Jeep trasmite una mayor confianza al conductor que la generación anterior.

Para el día a día hay detalles como la rueda de repuesto más baja que permite ver mejor por el retrovisor o la lona de plegado eléctrico y rápido que se agradecen en el día a día con el coche.

Ya a la venta

Los precios oscilan entre 54.000 y 61.200 euros, según versiones, y ya están a la venta en los concesionarios de la marca en toda España, donde ya hay coches expuestos.

Este Wrangler mejora en todos los aspectos, tanto en su uso en el campo, como en carretera, y aunque va dirigido a un público muy específico nos parece un producto impecable, ya que mantiene viva la aventura, pero con más confort.

Puede tener techo de lona o 'hard-top' de plástico.
Puede tener techo de lona o 'hard-top' de plástico.