Peugeot 508, todo cambia

El nuevo 508 sorprende por su diseño, prestaciones y eficiencia, con una transformación radical respecto al anterior modelo

MANU CORTÉS

Desde el primer vistazo, una de las características que más llama la atención en el nuevo Peugeot 508 es su reducida altura. Con 1,40 metros, es 6 centímetros más bajo que su antecesor. Estéticamente, esta cota acerca a la nueva berlina al universo de los deportivos y los cupés, de los que se han tomado métodos de diseño y el cuidado por los mínimos detalles para optimizar la aerodinámica.

Además de ser clave para conseguir un diseño de líneas puras y fluidas, la altura del nuevo 508 incide directamente en sus prestaciones. Su coeficiente aerodinámico es de apenas 0,26 SCX, una referencia entre las berlinas del segmento D y garantía de bajos consumos y elevadas prestaciones. La berlina de mayor tamaño del fabricante francés llega junto a la carrocería familiar (Station Wagon), que también supone un cambio radical frente a la versión anterior.

El diseño del nuevo Peugeot cambia por completo. Se ha pasado de la clásica carrocería de cuatro puertas con maletero independiente a una combinación entre berlina y cupé de cinco puertas, con esa tendencia habitual de los vehículos de dos puertas del techo más inclinado en la parte posterior y otros elementos estéticos que resulta mucho más moderna y actual.

Un frontal más agresivo

La carrocería destaca con líneas fluidas y aerodinámicas. El frontal es más agresivo, con la calandra fina y adornada con cromados ajedrezados; colocada en medio de los proyectores «Full Led», con el león justo en el centro y el logo 508 encima, en la punta del capó. Este se ha rebajado al máximo para dar un aire más dinámico al conjunto.

Con una longitud de 4,75 metros, la carrocería muestra un aspecto compacto con la línea de techo baja y fluida. Las reducidas superficies acristaladas reflejan un aire aún más afilado y dejan ver unas puertas sin marco. Detrás, la banda horizontal enmarca las luces traseras en negro tridimensionales, con una intensidad que se adapta al entorno.

La gama de motores del Peugeot 508 ya cumple con la nueva generación de emisiones Euro 6.c para gasolina y diésel. Los últimos propulsores PureTech y BlueHDi consiguen muy bajos valores de emisiones de CO2 incluso con las nuevas y más rigurosas disposiciones técnicas de homologación de consumos y emisiones, con certificación de consumos más cercanos a los que obtiene el usuario en el día a día.

En gasolina, la oferta se basa en el motor 1.6 litros PureTech, asociado al cambio automático, con potencias de 180 y 225 CV, este solo en versión GT. En diésel, la gama es más numerosa con mecánicas de 1.5 y dos litros de la familia BlueHDi. Excepto el modelo básico con 130 caballos y caja manual de seis velocidades, todos los demás montan el reciente cambio automático EAT8, más eficiente y cómodo. Para el año que viene llegará una versión de gasolina híbrida enchufable.

Precios Peugeot 508 Berlina

508 turbodiésel «Bussiness» manual 6 vel. 130 caballos: 31.800 euros

508 turbodiésel «Allure» automático 8 vel. 130 caballos: 34.850 euros

508 turbodiésel «GT Line» manual 6 vel. 130 caballos: 35.150 euros

508 turbodiésel «Allure» automático 8 vel. 160 caballos: 36.500 euros

508 turbodiésel «GT Line» automático 8 vel. 130 caballos: 37.150 euros

508 turbodiésel «GT Line» automático 8 vel. 180 caballos: 40.900 euros

508 gasolina «Allure» automático 8 vel. 180 caballos: 35.700 euros

508 gasolina «GT» automático 8 vel. 225 caballos: 44.300 euros

Nota: A estos precios, hay que añadir 315 euros por gastos de transporte.

El 508 incorpora la última generación del «Peugeot i-Cockpit», con elementos como el volante muy compacto, una pantalla táctil de 10 pulgadas y la instrumentación elevada, con una lámina digital de alta resolución de 12,3 pulgadas, que en combinación con materiales de mayor calidad hacen un puesto de conducción prémium.

También dispone del «i-Cockpit Amplify», que distribuye dos ambientes personalizables para modificar la intensidad de la iluminación, el ambiente cromático en las pantallas o los parámetros del equipo de música. A partir del nivel de equipamiento «Allure», la pantalla táctil es de 10 pulgadas de diámetro con siete interruptores que imitan a las teclas de un piano para accionar la radio, climatizador, navegador, parámetros del vehículo, telefonía y aplicaciones móviles.

El interior puede equipar detalles lujosos, como la tapicería de cuero Napa o en Alcántara, cromo satinado, laca negra, madera natural (roble gris en GT Line o GT o Zebrano, únicamente en GT). Por lo que se refiere a espacio, las compactas dimensiones de la carrocería hacen posible unas buenas cifras a la altura de la cabeza, en las filas delantera y trasera, y en anchura a la altura de los codos. El maletero tiene un volumen de 487 litros, con un portón de apertura «manos libres» que facilita la carga.

El nuevo 508 utiliza una plataforma de carrocería muy ligera, pero con una gran rigidez, que asegura mejores prestaciones, un comportamiento más dinámico, menor consumo y un aumento de la seguridad pasiva. La suspensión trasera es de tipo multibrazo, asociado a un dispositivo con amortiguación variable y pilotado que es de serie en la versión GT y en todas las motorizaciones gasolina. Este sistema garantiza un confort de marcha de primer nivel con un adecuado filtrado de las irregularidades de la carretera.

En el apartado de sistemas de ayuda a la conducción, el nuevo 508 ofrece todo un compendio de funciones de última generación, que cumplen unas normas de choque EuroNCAP cada vez más exigentes. Entre las principales novedades, destaca el sistema de visión nocturna, control de crucero adaptativo con función de parada y arranque para las versiones con cambio automático EAT de ocho velocidades, el asistente que mantiene la posición del vehículo en la vía, freno automático de emergencia que detecta peatones y ciclistas, tanto de día como de noche y alerta de riesgo de colisión.

Además, el 508 también dispone de alerta activa de cambio involuntario de carril, aviso de atención del conductor, encendido automático de las luces de carretera, reconocimiento de los paneles de límite y señales y recomendación de velocidad y sistema activo de vigilancia de ángulo muerto. El novedoso dispositivo de visión nocturna recurre a una cámara de infrarrojos para la detección de seres vivos ante el vehículo de noche o en malas condiciones de visibilidad.

Otros elementos son la asistencia para facilitar maniobras, como el dispositivo «Visiopark 2» que permite una visión de 360º de la carrocería del coche y el entorno en maniobras o la última generación de la asistencia al aparcamiento con función perimétrica; este último solo disponible en los modelos con la caja de cambios automática. En este caso, el sistema gestiona automáticamente la dirección, el acelerador y el freno para entrar y salir de la plaza de aparcamiento.

Para la conectividad, se sigue optando por la función «Mirror Screen», compatible con los protocolos Android y Apple, con reconocimiento de voz incluso desde fuera del vehículo a través del «smartphone». No falta en el equipamiento la recarga por inducción para dispositivos compatibles con la norma Qi. Gracias a la aplicación «Peugeot Connect», se incluye la navegación 3D conectada con «TomTom Traffic» y la asistencia a la llamada de emergencia.

La comercialización empezará en el mes de octubre, con un precio para el modelo Peugeot 508 berlina turbodiésel de 130 caballos de potencia, con caja manual de seis velocidades y acabado «Bussiness», desde 31.800 euros.

Fotos

Vídeos