Mini Cooper SE Countryman ALL4, bajísimos consumos, pero muy deportivo

Mini Cooper SE Countryman ALL4, bajísimos consumos, pero muy deportivo

Nuevo Cooper con motores combinados gasolina-eléctrico y tracción total

MANU CORTÉS

El primer modelo híbrido enchufable de Mini, un todoterreno para ciudad y campo ahora permite la opción de conducir solo con electricidad y, por tanto, una movilidad local libre de emisiones de CO2. Con la introducción de este nuevo sistema motriz, el Mini Cooper SE Countryman ALL 4 adquiere una nueva dimensión, ofreciendo una combinación difícil de encontrar en este segmento: eléctrico silencioso con una entrega de potencia espontánea impresionante, muy bajos consumos, espacioso, versátil, con un comportamiento muy deportivo, ya sea en carretera o lejos del asfalto, con la posibilidad de conducir de forma completamente eléctrica.

El Mini Cooper SE Countryman ALL4 registra un consumo de energía promedio de apenas 2,1 litros de gasolina, con unas emisiones de CO2 de tan solo 49 gramos/km. La clave de estos registros es un motor de gasolina de tres cilindros de 136 caballos con tecnología de doble turbo y un motor eléctrico síncrono de 65 kilovatios/hora. Juntos, generan una potencia total de 224 CV, que favorece una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos.

La potencia del motor de gasolina se transmite a las ruedas delanteras mediante un cambio automático Steptronic de seis velocidades, mientras que el motor eléctrico reparte la potencia a las ruedas traseras. La interacción controlada de forma inteligente entre los dos centros de potencia crea un sistema eléctrico de tracción a las cuatro ruedas que optimiza la agilidad y estabilidad en la carretera al tiempo que ofrece una tracción superior sobre nieve y las superficies sin asfaltar.

La ventaja del motor eléctrico

En el tráfico diario, el control de conducción «inteligente» del Mini Cooper SE Countryman ALL4 transmite una intensa experiencia de conducción híbrida. Al arrancar, solo el motor eléctrico se activa al principio, lo que produce una puesta en marcha prácticamente silenciosa. Como es típico de los propulsores eléctricos, todo el par motor está disponible desde el arranque. Cuando se alcanza una velocidad de conducción de 80 km/h, el motor de gasolina se activa de forma suave. El botón de mando eDRIVE permite al conductor continuar conduciendo solo con el motor eléctrico una vez alcanzado este punto si lo prefiere: en el modo Max alcanza los 125 km/h libre de emisiones de CO2.

La autonomía en modo completamente eléctrico del primer modelo híbrido enchufable de Mini es de 40 kilómetros. La energía necesaria para ello se almacena en una batería de alto voltaje de iones de litio ubicada bajo el asiento trasero. Se puede cargar con un enchufe convencional o, para mayor entrada de energía y rapidez de carga, en un dispositivo «wallbox» de alta potencia para uso doméstico o en una estación de recarga pública, necesitando entre 2,15 y 3,15 horas para recargar totalmente el sistema. La batería de alta tensión viene con una garantía de seis años o 100.000 km.

El placer de una conducción exclusivamente eléctrica, pero al mismo tiempo muy deportiva, requiere muy pocas limitaciones de espacio en el interior del vehículo. Con cinco plazas disponibles, el volumen del maletero del modelo híbrido es de 405 litros y se puede ampliar a 1.275 litros con los respaldos traseros plegados. El equipamiento de serie incluye el sistema de modos de conducción Mini para configuración individual del vehículo y el sistema de navegación, que agrupa la radio Visual Boost con ordenador de a bordo de 6,5 pulgadas de diámetro en el panel de instrumentos y el controlador de los sistemas de conducción en la consola central.

Además de elementos de diseño específicos del modelo, tales como la insignia «E» en la parrilla delantera, molduras para intermitentes laterales y molduras de entrada con el logo «S» en amarillo, las llantas de aleación ligera de 17 pulgadas de diámetro son otra de las características distintivas exclusiva de este modelo.

Regreso al futuro

Con la presentación de una versión modernizada del clásico Mini de hace casi seis décadas equipado con un motor eléctrico, el fabricante británico vuelve a demostrar su aspiración de una conducción exclusivamente eléctrica con un nuevo concepto de un icono. El clásico Mini Electric combina el aspecto ya histórico de uno de los vehículos más conocidos del mundo con una innovadora tecnología de propulsión para el futuro de la movilidad urbana. El modelo original de Mini, nacido en la segunda mitad del siglo XX, se convierte así en una forma de movilidad sostenible cuyo futuro acaba de empezar.

El concepto Mini Electric es la base para el primer vehículo eléctrico de la marca, que se presentará en 2019.
El concepto Mini Electric es la base para el primer vehículo eléctrico de la marca, que se presentará en 2019.

El concepto Mini Electric prepara el camino para el primer vehículo totalmente eléctrico de la marca, que se presentará en 2019, justo a tiempo para el 60º aniversario del clásico Mini. El vehículo de producción totalmente eléctrico se encuentra actualmente en la fase de desarrollo, que se basa en el Mini de tres puertas y se fabricará el próximo año. Una versión renovada del clásico Mini Cooper sirve de base para este vehículo tan especial. El exterior en rojo se complementa con un techo en blanco de contraste y una franja característica en el capó, con el logotipo «Mini Electric» en amarillo en el emblema de la marca y las ruedas.

Ficha técnica Mini Cooper Countryman ALL4 Híbrido enchufable

Combustible:
Gasolina-eléctrico
Motor:
3 cilindros turbo
Cilindrada:
1.499 cm3
Cambio:
Automático 6 marchas
Tracción:
A las cuatro ruedas
Potencia:
224 caballos
Velocidad:
198 km/h.
0 a 100 km/h.
6,8 seg.
Consumo medio:
Desde 2,1 litros
Emisiones CO2:
49 gr/km
Largo:
4,30 m.
Ancho:
1,82 m.
Alto:
1,56 m.
Maletero:
405 litros
Precio:
39.199 euros

Este clásico eléctrico sigue siendo fiel a la marca, tanto en términos de aspecto visual como de características de conducción. La distribución de potencia casi instantánea de su motorización completamente eléctrica (cuyas prestaciones aún no han sido desveladas oficialmente) es seguro que proporcionará una nueva dimensión a la inconfundible sensación de conducción tipo «kart» que impulsó al pequeño vehículo británico original hasta la popularidad mundial.

Fotos

Vídeos