Hyundai Kona Hybrid, los híbridos toman el mando

Hyundai Kona Hybrid, los híbridos toman el mando

Nuevo Hyundai Kona con motor gasolina-eléctrico y carrocería SUV compacta, la combinación de moda

MANU CORTÉS

Extensión natural de la familia Kona, la nueva versión híbrida responde a la cada día mayor demanda de los clientes de más vehículos ecológicos con carrocería SUV. Además de su diseño llamativo, el Kona Híbrido ofrece un eficiente sistema de propulsión combinado y una serie de mejoras tecnológicas que incluyen funciones avanzadas de conectividad Bluelink, sistemas de asistencia a la conducción y seguridad activa, así como funciones de información y entretenimiento de última generación.

El nuevo Kona equipa el motor de gasolina de 1.6 litros de cilindrada, un propulsor de cuatro cilindros de gasolina de inyección directa que entrega una potencia máxima de 105 caballos y un par de 147 Newton metro. Su otro motor eléctrico desarrolla 43,5 CV (32 kW) con un par máximo de 170 Newton metro. De manera conjunta, el sistema entrega una potencia combinada de 141 CV y hasta 265 Nm de par motor, lo que garantiza una experiencia de conducción realmente dinámica.

El nuevo SUV compacto híbrido de la marca surcoreana cuenta con Bluelink, un dispositivo de conectividad que utiliza sistemas telemáticos integrados para permitir a los conductores bloquear o desbloquear remotamente su vehículo a través de una aplicación para teléfonos móviles. El sistema de navegación con audio y vídeo disponible según versiones de acabado, muestra una amplia variedad de información en una pantalla táctil, y dividida, de 10,25 pulgadas de diámetro.

Con el sistema de información y entretenimiento de serie, los clientes pueden aprovechar las ventajas del dispositivo Display Audio para reflejar el contenido de sus teléfonos móviles en la pantalla de 7 pulgadas gracias a Android Auto y Apple CarPlay.

Con «head-up display»

Un cuadro de instrumentos con pantalla de 4,2 pulgadas destaca los gráficos específicos del sistema híbrido (disponible según versiones). La oferta de conectividad se completa con un «head-up display», que proyecta información relevante para la conducción directamente en la línea de visión del conductor. Esto permite un procesamiento más rápido de la información mientras se mantiene la atención en la carretera.

El nuevo Kona Híbrido también ofrece una plataforma de carga inductiva inalámbrica (estándar Qi) para teléfonos móviles. En su acabado más alto, se ofrece el volante calefactado, los asientos delanteros eléctricos con un sistema de ventilación y calefacción y los asientos traseros calefactables. En la parte delantera del Kona, destacan los faros dobles con tecnología «full» led. Además, también se puede elegir entre dos llantas de aleación de nuevo diseño y exclusivas para este modelo; una de serie de 16 pulgadas y otra opcional de 18 pulgadas.

Ficha técnica Hyundai Kona Híbrido

Motor:
Gasolina-eléctrico
Cilindros:
4 en línea
Cilindrada:
1.580 cm3
Potencia combinada:
141 caballos
Tracción:
Delantera
Cambio:
Autom. 'doble embrague' y 6 velocidades
0 a 100 km/h.:
11,2 seg.
Velocidad:
160 km/h.
Consumo:
Desde 4,2 litros
Emisiones:
90 gr/km.
Largo:
4,16 m.
Ancho:
1,80 m.
Alto:
1,56 m.
Maletero:
361 litros
Precio:
Desde 26.190 euros

El nuevo Kona gasolina-eléctrico está equipado con un completo paquete de tecnologías de asistencia a la conducción, entre las que destacan, la advertencia de colisión frontal con frenada automática y capacidad para detectar peatones y ciclistas. Además, los clientes también pueden elegir el control de crucero adaptativo opcional con Stop & Go. Este sistema va más allá de un simple control de crucero estándar, ya que incorpora características avanzadas de seguridad, como la frenada automática.

Utiliza sensores de radar delanteros para mantener una velocidad y una distancia constantes con el vehículo precedente, acelerando y frenando de manera automática. Si el tráfico se detiene, el sistema aplica el freno hasta que el automóvil se detiene por completo y acelera hasta alcanzar la velocidad deseada tan pronto como la carretera se despeja. Si el vehículo se para durante más de tres segundos, el conductor tiene que activar de nuevo el sistema con los controles ubicados en el volante o pisando ligeramente el pedal del acelerador.

Al mismo tiempo, el asistente de seguimiento de carril (opcional) funciona junto con el control de crucero adaptativo para mantener el vehículo en el centro de su carril para que el conductor pueda circular de manera mucho más segura incluso en las condiciones de tráfico denso. Por su parte, el sistema de advertencia de límites de velocidad utiliza la cámara frontal y la información del sistema de navegación para identificar las señales de velocidad de la carretera y mostrar dichos límites en el cuadro de instrumentos, junto a una señal de advertencia para no sobrepasarlos.

Podemos encontrar también otros equipamientos como el detector de ángulo muerto y la advertencia de colisión de tráfico cruzado trasero. Por su parte, la advertencia de atención del conductor, el asistente de mantenimiento de carril y el asistente de luces largas forman parte del equipamiento de serie.

Dispositivo Eco Driving Assist System

El Kona Híbrido con pantalla táctil de 10,25 pulgadas está equipado con el sistema Eco Driving Assist System, para ayudar a mejorar la economía de combustible. La 'guía de inercia' integrada analiza la información de la carretera desde el sistema de navegación para notificar al conductor cuándo la deceleración es inminente (por ejemplo, en los cambios de dirección, en los cruces de caminos o en las salidas de las autopistas). La función tiene como objetivo reducir el consumo de combustible y minimizar el uso de los frenos. Esta función puede activarse en el modo de conducción 'Eco' entre 40 y 160 km/h.

El sistema Eco DAS está además equipado con un sistema predictivo de gestión de energía, que administra la carga y descarga de la batería en situaciones de subida y bajada para maximizar el uso de la batería. Cuando se espera una pendiente en la ruta, y el estado de carga de la batería es bajo, el vehículo aumenta ligeramente el funcionamiento del motor para precargar la batería antes de una cuesta arriba. Esto garantiza que el motor eléctrico pueda ayudar en la subida con el objetivo de reducir el uso ineficiente del motor de gasolina, optimizando así la eficiencia de combustible.

Del mismo modo, si la batería está suficientemente cargada, el sistema aumenta el nivel de uso del motor eléctrico antes de afrontar una cuesta abajo para rebajar el consumo de combustible. La energía eléctrica se vuelve a recuperar en la bajada mediante la frenada regenerativa. Para mejorar el comportamiento dinámico, el nuevo Kona monta una caja de cambios automática de 'doble embrague' con seis velocidades. Moviendo la palanca de cambios hacia la izquierda, los conductores pueden cambiar al modo Sport; en este caso, las levas del volante actúan como un cambio manual.