Hyundai i30 Fastback N, familiar de carreras

Una versión con motor de 275 caballos y un comportamiento deportivo propio de un coche de rallyes

MANU CORTÉS

El Hyundai i30 Fastback N es la primera berlina de cuatro puertas y maletero separado del segmento C y un modelo único en su clase. Con una silueta alargada, el coche tiene una longitud total de 4,45 m, 115 mm más que la variante de cinco puertas. Además, ofrece un generoso maletero de 450 litros, que se incrementa hasta 1.351 litros con los asientos abatidos y en posición plana. El precio de lista del nuevo i30 Fastback N es de 39.250 euros, aunque con los descuentos promocionales y financiando la compra con Hyundai puede rebajarse hasta los 33.250 euros.

El i30 Fastback N está propulsado por un motor turboalimentado de cuatro cilindros y 2 litros de cilindrada, que desarrolla una potencia de 275 caballos y genera un par máximo de 353 Newton metro; la velocidad máxima es de 250 km/h. Cuando el conductor pisa el acelerador y cambia de marcha, la función «Rev Matching» (ajuste de revoluciones) asegura que no se pierda nada de potencia, mientras que la función «overboost» incrementa el par un 8% y la aceleración hasta un 7 %.

Para potenciar el comportamiento deportivo, el i30 N también monta un diferencial autoblocante mecánico con gestión electrónica, suspensión controlada electrónicamente, sistema «Launch Control» (control automático de par motor, para hacer salidas fulgurantes), y neumáticos de altas prestaciones. El alto nivel de personalización de modos de conducción del i30 N permite cinco modos diferentes, que ofrecen una amplia variedad de configuraciones, desde la más orientada al confort para desplazamientos diarios hasta el máximo rendimiento para circuito. Completan el paquete «racing» unos agresivos paragolpes delanteros y traseros con grandes entradas de aire; el alerón trasero aerodinámico con luz de freno triangular, escape con doble silenciador, llantas de 18 y 19 pulgadas y los asientos deportivos tipo «bacquet».

Chasis rebajado

La dirección asistida eléctrica en la cremallera es muy directa y ofrece una alta precisión. El chasis rebajado es muy rígido y en combinación con la suspensión controlada electrónicamente ECS, reduce el balanceo y aumenta la velocidad en las curvas, permitiendo al conductor ajustar los amortiguadores desde un tarado orientado al confort para los desplazamientos diarios hasta una conducción en circuito.

En la versión i30 N Fastback hay una diferencia muy apreciable entre el modelo de conducción «normal» y el deportivo N; el primero consigue que sea un coche confortable para largos recorridos y uso en ciudad; la opción de suspensión N transforma al compacto de Hyundai en un coche de rallye, con un comportamiento irreprochable conduciendo al límite.

El diferencial con autoblocante electrónico de deslizamiento limitado mejora mucho el agarre y la transmisión de la potencia a las ruedas delanteras a la salida de curvas a gran velocidad. Para los conductores más atrevidos, el control electrónico de estabilidad se puede desconectar por completo con el fin de conseguir la máxima libertad de conducción (aunque con el sistema en automático, el coche va casi igual y es mucho más seguro de conducir).

El nuevo Hyundai i30 Fastback N es un coche deportivo para todos los días, adecuado para realizar desplazamientos diarios con comodidad. Existen cinco modos de conducción: Eco, Normal, Sport, N y N Custom, que son seleccionados a través de dos botones ubicados en el volante.

Ficha técnica Hyundai i30 N Fastback

Motor:
4 cilindros, turbo
Combustible:
Gasolina
Cilindrada:
1.998 cm3
Potencia:
275 caballos
Velocidad:
250 km/h.
0 a 100 km/h.:
6,1 segundos
Consumo:
Desde 8,3 litros
Emisiones CO2:
188 gr/km.
Largo:
4,34 m.
Ancho:
1,79 m.
Alto:
1,45 m.
Maletero:
450 litros
Precio (con promociones):
Desde 33.250 euros

Los diferentes modos cambian por completo el carácter del vehículo, ya que modifican los parámetros del rendimiento del motor, los amortiguadores, el control electrónico de estabilidad (ESC), el diferencial con autoblocante electrónico, el sonido, la dirección y la función «Rev Matching», para sincronizar las revoluciones del motor cuando se cambia desde una marcha más alta a una más corta, mientras que el Launch Control ayuda a lanzar el coche desde parado lo más eficazmente posible exprimiendo a tope la potencia y par motor disponible.

Los materiales interiores de alta calidad y las inserciones de metal oscuro refuerzan la elegancia del i30 Fastback N y su vinculación con el mundo de la competición. El i30 N cuenta con asientos deportivos, con tapicería disponible en tela o, de manera opcional, en una combinación de ante y cuero. El elemento central del habitáculo es el exclusivo volante deportivo. El característico botón N con el icono de una bandera a cuadros situado en el lado derecho permite el acceso directo al modo más deportivo. Justo arriba, los conductores pueden activar también el botón de ajuste de revoluciones. A la izquierda, se pueden seleccionar los tres modos de conducción estándar: Normal, Sport y Eco.

El nuevo i30 Fastback ha recibido la máxima puntuación de cinco estrellas del organismo de seguridad Euro NCAP. Son de serie elementos de seguridad activa como el asistente de prevención de colisiones frontales, la alerta de atención al conductor, el asistente de luces largas y el asistente activo de mantenimiento de carril. También cuenta con un total de siete airbags: dos frontales, dos laterales y dos de cortina, que protegen la cabeza de los ocupantes tanto de la primera como de la segunda fila, y un airbag para el conductor.

El asistente de colisión frontal incluido en el i30 Fastback N funciona en tres etapas utilizando sensores de cámara. En primer lugar, advierte al conductor mediante señales visuales y acústicas. En una segunda etapa, controla los frenos de acuerdo con el peligro de colisión. Y, en una tercera fase, aplica la máxima fuerza de frenado para evitar la colisión o minimizar el daño si el impacto es inevitable.

El asistente de mantenimiento de carril detecta la posición del vehículo y alerta al conductor sobre movimientos inseguros a velocidades superiores a 60 km/h. Si el sistema percibe que el coche invade el carril contiguo sin la acción consciente del conductor, emite señales acústicas y visuales y, en caso necesario, toma el control de la dirección para situar al vehículo en una posición segura. Con la alerta de atención del conductor, el coche cuenta con un avanzado sistema de protección: este dispositivo monitoriza los patrones de conducción con el fin de detectar señales de conducción imprudente o fatigada para prevenir posibles accidentes.

En el nuevo Hyundai i30 Fastback, un asistente de luces largas detecta tanto los vehículos que se aproximan en sentido contrario como los que circulan en el mismo carril por la noche y cambia a luces cortas cuando sea necesario para evitar deslumbramientos. El sistema vuelve a activar las luces largas y, por tanto, incrementa la zona de visión del conductor tan pronto como detecta la ausencia de otros vehículos.

La pantalla táctil de cinco pulgadas de diámetro, situada en el tablero frontal, es de serie en todas las versiones del i30 Fastback N e integra todas las características habituales de conectividad y navegación. Hyundai ofrece opcionalmente una pantalla táctil de ocho pulgadas con un sistema de navegación de última generación, que incluye lo más avanzado en funciones de conectividad mediante Apple CarPlay y Android Auto. El sistema de navegación viene además con siete años de suscripción gratuita a LIVE Services, que ofrece información actualizada sobre el tiempo, el tráfico o los radares y permite realizar búsquedas online de puntos de interés. También está disponible un sistema de carga inalámbrica para teléfonos.