El poder de la gasolina en un SUV

Disponible desde poco más de 35.000 euros, el E-Pace es el SUV compacto de la gama Jaguar./
Disponible desde poco más de 35.000 euros, el E-Pace es el SUV compacto de la gama Jaguar.

Las versiones con este combustible de la gama E-Pace se convierten en una alternativa para los que buscan prestaciones

REDACCIÓN MOTOR

El Jaguar E-Pace es una de las sorpresas en el mercado SUV de la temporada, y aunque la mayoría de los clientes se van a decantar por la amplia oferta de motores diesel, con 150, 190 ó 240 CV, cada vez más se inclinan por las mecánicas de gasolina, especialmente en una marca tan deportiva como Jaguar.

Para contentar a unos y a otros la marca ofrece dos versiones impulsadas por motores convencionales. Se trata de mecánicas dos litros turbo que rinden 250 o 300 CV, según la versión elegida. Como se aprecia por la cifra, se trata en ambos casos de modelos de corte deportivo, y los dos van unidos a la tracción total y la caja automática de nueve marchas. El objetivo es proporcionar la seguridad necesaria y el confort y consumo adecuados a un modelo que, siempre que lo solicitemos, otorga las más altas prestaciones.

Líder en rendimiento

Lo hace con unas prestaciones que le permiten acelerar de 0 a 100 en siete segundos, alcanzar los 230 por hora y sorprender a su conductor con unas prestaciones pocas veces vistas en un SUV de tamaño compacto. En resumen, todo un Jaguar. Todas estas cualidades deportivas provienen de un SUV convencional en el buen sentido de la palabra. No es un coupé, y por tanto, el espacio interior está en la línea de los modelos más familiares del mercado, con un amplio espacio para cinco pasajeros y un maletero de más de 500 litros.

En el interior destaca la implantación del conductor, con un cuadro de mandos muy similar al del coupé F-Type que nos hace sentirnos como si condujéramos uno de los deportivos de la marca, aunque a una altura sensiblemente mayor que permite un gran control de la carretera.

Desde 35.000 euros

El precio de la versión más accesible con motor de 250 CV es de 47.100 euros, unos diez mil euros más que el diesel de 150 CV con caja de cambios manual y tracción delantera, así que la tarifa es ajustada.

Si buscamos coches deportivos con estas prestaciones y con capacidad familiar veremos que es un precio ajustado para lo mucho que ofrece, pero que puede crecer con el acabado S y con múltiples opciones.

Fotos

Vídeos