Marc Márquez, un piloto sin límites

Así fue la celebración de Márquez en Tailandia./
Así fue la celebración de Márquez en Tailandia.

Marc Márquez suma su octavo título de campeón del mundo, el sexto en la categoría de MotoGP en siete temporadas disputadas

NACHO MARTÍN-LOECHES

Se nos acaban los calificativos para describir la última temporada de Marc Márquez en MotoGP. De nuevo el piloto español se ha hecho con el título de campeón del mundo con un dominio aplastante sobre todos sus rivales. En una época en la que la igualdad de motos es máxima, Márquez ha marcado la diferencia con una temporada de ensueño para él y su equipo. En el Gran Premio de Tailandia le bastaba con sumar dos puntos más que Andrea Dovizioso, pero peleó por ganar, con el italiano por detrás, y se llevó el título de nuevo con un primer puesto.

Quién nos iba a decir que aquel joven Marc que ganó su primer mundial en la categoría de 125 centímetros cúbicos en 2010 estaría, nueve temporadas después, con 26 años, con ocho campeonatos bajo el brazo. Ahora, por delante, tiene nombres como el del gran Valentino Rossi con nueve títulos, Mike Hailwood y Carlo Ubbiali con nueve también, Ángel Nieto con doce más uno y Giacomo Agostini con quince. ¿Hasta dónde va a llegar el piloto del Repsol Honda Team?

Un año 'casi' perfecto

Los semáforos de la temporada 2019 de MotoGP se apagaron en la noche catarí, un circuito en el que las Ducati durante los últimos años siempre han funcionado de una manera magistral. La primera carrera nos dejó un gran sabor de boca con un duelo entre Márquez y Dovizioso que no se decidió hasta la última curva. El italiano consiguió la victoria por 23 milésimas de diferencia, parecía que tendríamos un año de grandes duelos entre estos dos pilotos, pero el tiempo demostró que, este año, la Ducati perdió la superioridad de temporadas anteriores y que Marc estaba a otro nivel.

Tras el Gran Premio de Tailandia en el que el español se proclamó campeón, los números hablan por sí solos: catorce podios en quince carreras. De estos podios, nueve han sido victorias y en cinco ocasiones Marc cruzó la línea de meta en segunda posición, ni siquiera se ha permitido ser tercero en una temporada 'casi' perfecta, en la que el único error en carrera lo cometió en el que era su circuito fetiche, Austin, donde se cayó mientras lideraba con ventaja la prueba.

A falta de cuatro Grandes Premios para finalizar la temporada del Mundial de Motociclismo -100 puntos en juego-, Márquez peleará ahora por conseguir el récord de puntuación en una única temporada en la categoría reina. Con 325 puntos en su poder, el español va a la caza del récord marcado por Jorge Lorenzo en el año 2013 de 383 puntos.

¿Qué deparará el futuro?

Ahora mismo hay grandes incógnitas encima de la mesa respecto a Marc Márquez. ¿Quién puede plantarle cara? ¿Puede ganar con otra moto que no sea Honda? ¿Dónde está su límite? Si hablamos de los rivales, sin duda el que más se postula a seguir su estela es Fabio Quartararo. El joven piloto francés ha dejado grandes actuaciones en su debut en la categoría reina con el equipo Petronas Yamaha: cuatro poles y cinco podios -dos de ellos peleando la victoria hasta la última vuelta con Márquez- son buena prueba del nivel que ha adquirido Quartararo. Dovizioso parece que ya no es un rival real como en los años anteriores en los que la Ducati era la moto a batir y completaba temporadas muy regulares, si en este periodo no pudo batir a Marc, difícil que lo haga con una moto que no rinde como las de anteriores temporadas. La moto del equipo oficial Yamaha es la otra incógnita, parecen inmersos en una crisis de la que llevan varios años buscando una salida que no encuentran, o que están encontrando muy poco a poco, pero en este deporte eso no vale. Valentino Rossi y Maverick Viñales siguen encontrando problemas, y seguimos a la espera de ver al Monster Yamaha pelear por algo más que los puestos de podio en alguna que otra carrera. En el equipo Suzuki, Rins ya ha dado destellos esta temporada de que también puede ser un hueso duro de roer en el futuro de Marc Márquez, sobre todo tras la carrera de Silverstone, pero todos deben subir el nivel si quieren pelear por el título de campeón del mundo de MotoGP.

Por otro lado, Márquez está muy a gusto con la Honda. La moto japonesa se ha convertido en una máquina hecha a medida del pilotaje del español, pero esto puede ser negativo para la marca de cara al futuro. Ya están negociando la renovación del piloto español, pero deben comenzar a plantearse hacer una moto más 'conducible'. El hecho es que Márquez es el campeón, pero ¿y los demás pilotos Honda? Jorge Lorenzo está pasando un calvario esta temporada con lesiones y resultados muy pobres -es décimo noveno en el campeonato con 23 puntos-, y Cal Crutchlow y Nakagami no es que se estén haciendo su mejor año... Honda debe plantearse qué hubiera sido de su temporada si Márquez se hubiera lesionado este año, o si se lesiona en un futuro, un factor que en este deporte es una lotería. Pero también debe ver el futuro más allá de Márquez, porque llegará un momento en el que el campeón del mundo deje las filas japonesas.

El futuro es una incógnita, de momento veremos cómo acaban estos próximos cuatro Grandes Premios, entre los que se encuentra el de la Comunitat Valenciana como la traca final, antes de que los focos de Qatar vuelvan a encenderse el 8 de marzo para dar el banderazo de salida a una nueva temporada del Mundial de MotoGP.